www.motorpoint.com
Diferencias entre
Ampliar

Diferencias entre "todoterreno", "Crossover", "todocamino", "SUV" y...

Puntos en común, pero conceptos diversos

Las nuevas tendencias del mercado están ampliando la segmentación del mismo. En los últimos años estamos viviendo una revolución de los llamados todo terreno. Basta con mirar las estadísticas de matriculaciones. Los vehículos de apariencia –más bien que de uso- suponen casi el treinta por ciento del mercado total del automóvil. No sólo en España, sino en toda Europa.

Esta moda de los coches altos, amplios y de apariencia más segura, multiuso o polivalente, ha revolucionado el mercado. Sin embargo, salvo la similitud del vehículo puro de todo terreno tienen sólo conceptos parecidos. Nada más. Aquellos Land Rover o Jeep con tracción a las cuatro ruedas, reductora y chasis de doble viga –aunque continúan fabricándose en versiones modernizadas- no tienen nada que ver con la oferta actual.

El cliente es diferente. Sólo un porcentaje que no llega al diez por ciento lo utiliza fuera de la carretera. Bien para el trabajo o como aventura. Esto lo conocen los fabricantes de automóviles. Y este es el motivo de las diferentes denominaciones adaptadas a las circunstancias. En la actualidad, estos derivados los encontramos con diferentes denominaciones: todoterreno, todocamino, crossover, SUV y lo que pueda venir. Ya se habla de CrossLander, un adjetivo más.

Las diferencias entre ellos son mínimas. Si observan un Audi Q7 y lo comparan con un “Q3”, a 100 metros de distancia, es difícil encontrar la diferencia. Lo mismo puede suceder con el Nissan Qashqai de tracción delantera con el mismo modelo de tracción a las cuatro ruedas. Variables hay para dar y tomar. ¿Pero cuál es la diferencia entre un todo terreno, un todo camino, un crossover o un SUV? Esto es lo que vamos a intentar explicar. Estas variantes tienen bastantes puntos en común. La mayor diferenciación está en su tamaño y tipo de motricidad. Pueden ser de tracción integral o de tracción delantera. De cambio manual o de cambio automático (mejor esta última opción) o estar equipados con sistemas de electrónicos de control de tracción y repartidor de potencia en función de las necesidades. Vamos a detallar sus peculiaridades:

Todoterreno

El todoterreno puro. Están equipados con tracción a las cuatro ruedas y, en algunos modelos, integran reductora. Son coches de los llamados “duros”, de gran envergadura. Pueden transitar por cualquier tipo de terreno, incluso vadear ríos. Disponen de motores potentes en versiones diésel y gasolina. Las suspensiones son de mayor recorrido para “comerse” cualquier anomalía del terreno. Siempre reforzadas en sus anclajes. Disponen de una altura sobre el suelo mayor que la de un coche corriente. Son coches con esqueleto, chasis independientes de vigas longitudinales, que aguantan mucho mejor los esfuerzos que requiere el terreno por donde ruedan.






Es evidente que los nuevos materiales y tecnología aplicados a la construcción de estos vehículos ha cambiado el concepto. Ahora, por peso, se huye de la estructura tradicional, utilizando chasis monocasco, carrocería elevada para evitar pegar con la panza en los obstáculos y cortos voladizos delanteros y traseros para mejorar los ángulos de ataque y salida cuando afrontamos pendientes.

Un concepto a tener en cuenta en un todoterreno es la tracción integral a las cuatro ruedas o 4X4. Hace unos años la tracción total siempre estaba disponible de una manera mecánica. Después, los fabricantes optaron por el reparto de potencia y el bloqueo de ejes. Todo esto ha cambiado con las nuevas tecnologías informáticas.

Todavía recordamos las cajas de cambios con reductoras que permiten afrontar obstáculos o circular a bajas velocidades. Ahora está todo mas perfeccionado gracias a la incorporación de las cajas de cambio automáticas. Se consigue más tracción en los momentos que son necesarios. Cuentan con controles de descenso que permiten bajar pendientes sin necesidad de tocar el freno, que evitan las pérdidas de control, amén del reparto de tracción en la rueda que así lo solicite.

Gracias a estos avances técnicos, las prestaciones en carretera son similares a las de un turismo. Sin embargo, tienen el hándicap de su envergadura, poca penetración aerodinámica, alto nivel del centro de gravedad. Todo ello se traduce en un consumo elevado, merma en el confort y estabilidad mas comprometida.

SUV (Sport Utility Vehicle) o todocamino

Lo de “todocamino” fue un calificativo de nuestra cosecha. Al jefe se le ocurrió llamar así a los Renault de hace años. Aquellos que se “vestían” de todoterreno, pero con unos ligeros cambios estéticos, como llevar la rueda de repuesto anclada en el portón trasero, plásticos decorativos, etc. Esto se podía aplicar a los “Crossover”. No es lo mismo el calificativo “SUV” (Sport Utility Vehicle). Su nombre lo califica como un vehículo todo uso con tendecia y utilidad de todoterreno ligero.






Se trata de vehículos a caballo entre un familiar y un “todoterreno” Sus características y prestaciones son casi similares. Pero están más civilizados. No tienen tanta altura las suspensiones. Tienen más recorrido para negociar los baches de los caminos no asfaltados. El interior del habitáculo está más cuidado, es más confortable. Como si se tratase de un turismo del llamado segmento medio. También, como decimos, permite, con algunas limitaciones, adentrase por caminos. El mercado ofrece versiones de tracción delantera y tracción integral. Lógicamente las prestaciones, precio y consumo son diferentes. Los equipados con tracción integral cuentan con procesos informáticos de tracción y, en consecuencia, reparto de la potencia en la/s rueda/s que lo necesite/n.

Los neumáticos que suelen montar de origen son mixtos para que puedan defenderse correctamente tanto en carretera como en asfalto.

Los crossover, que han sido los últimos vehículos en llegar al mercado, son modelos que en su origen habían sido concebidos como turismos pero que, debido a la moda y a la demanda del mercado, cambian su “vestimenta” por otra más informal. No tienen la capacidad “Off Road” (fuera de la carretera) de los anteriores.






En suma, los cambios son estéticos. Usan carrocerías de tipo familiar de cinco puertas. Se adaptan para su nuevo uso el recorrido de las suspensiones, se le refuerzan las protecciones y los pasos de ruedas. Muchos fabricantes han ido a más, equipándoles con tracción integral, cambio automático y repartidor de tracción. Colocan un plástico por allí y otro por aquí, unas protecciones lateral y.., ¡a rodar!. Es como vestirse en HM o en Zara, por poner dos ejemplos de vestidos. Su vestimenta suele ser muy atractiva y también te permite circular por pistas sin asfaltar. Logicamente tiene sus limitaciones para estas circunstancias. Sin embargo, es un coche que tiene mucho atractivo para las mujeres. Se encuentran más seguras conduciendo, por aquello de llevar una posición más.

Por otra parte, la relación precio/aspecto es otro de sus atractivos. Se pueden encontrar este tipo de vehículos entre los 12.000 y los 15.000 euros. Estamos hablando de marcas como Nissan Juke, Renault Captur, Citroen Cactus. Son coches de algo más de 4 metros que cumplen con las exigencias de esta división de mercado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Revista de coches,
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Motorpoint.com :: 2012 / Av. De La Industria, 13, planta 1, oficina 11 - 28108
Teléfono: 91 657 34 66 - Fax: 91 490 23 35 - ALCOBENDAS

Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.