www.motorpoint.com

Historia

Cinco coches que fueron un auténtico peligro
Ampliar

Cinco coches que fueron un auténtico peligro

Un repaso a la historia de coches increíbles pero peligrosos

Hacemos un repaso a la historia automovilística recordando aquellos modelos que cautivaron a muchos conductores pero que a su vez y en algunos casos suponían ciertos peligros debido a su construcción o simplemente que en esa época la población aún no estaba preparada para ciertas tecnologías.
DODGE VIPER

El deportivo americano era sin duda uno de los modelos más rápidos y potentes dle mercado llegando a superar los 400 CV de potencia. Su diseño era impresionante y en el año de su fabricación fue uno de los coches más exclusivos del momento. Ahora bien, fue de los últimos deportivos potentes que carecían de sistemas electrónicos de asistencia a la conducción tales como el de estabilidad o de tracción. Esto unido a su motor V10 de gran cilindrada propició muchos accidentes por el descontrol de tanto potencial. Entre ellos, el recordado accidente del torero Jesulín de Ubrique.

Jesulín de Ubrique con su Dodge Viper

PORSCHE 911S

El caso del 911S fue algo parecido al del Viper. En este caso, tampoco de contaba con sistemas de tracción para un coche tan potente como este. Además, en el caso del Porsche, el motor se introdujo en la parte posterior del eje trasero por lo que el paso por curva a gran velocidad hacía que estos modelos sobrevirasen al decelerar en curva. Porsche mejoró este inconveniente años después con el sistema PSM (Porsche Stability Management). Sin duda, en la época, era uno de los coches más difíciles de conducir.

RENAULT 5 TURBO

En los años en los que todavía, el parque móvil español, estaba repleto de Seat 600 y la mayoría de los coches que circulaban por las carreteras de nuestro país no superaban los 50 CV de potencia, apareció todo un coche de competición para las calles. Se trataba del Renault 5 Turbo capaz de alcanzar 186 Km/h de velocidad máxima gracias a sus 112 CV. Todo esto fue una revolución aunque llegaron los problemas. Los conductores acostumbrados a los motores poco potentes y atmosféricos, por supuesto, no supieron dosificar la entrada del turbo. Y es que en el momento que se llevaba a cabo una reducción de marcha, la costumbre era apretar a fondo el pedal, con la consiguiente entrada del soplido del turbo y ese empuje habitual. Los siniestros fueron abundantes en esa época.

SUZUKI SANTANA SAMURÁI

Un todo terreno ligero, con tracción a las cuatro ruedas y buenas cotas para afrontar bacheados. No cabe duda que fue un vehículo muy útil por campo a la vez que divertido. Ahora bien, las suspensiones de ballesta unidas a una distancia entre ejes muy corta propiciaban que este modelo volcase con relativa facilidad, sobre todo al conducir de forma rápida o prácticar giros bruscos.

VOLKSWAGEN 'ESCARABAJO'

Uno de los coches más populares de la historia. ¿Quién no conoce el Escarabajo? Pues bien, en épocas anteriores el modelo de Volkswagen que supuso una revolución contaba con unas suspensiones de largo recorrido, recordemos que era un modelo que en principio se quiso utilizar para cualquier camino y después se adaptó, recibiendo la denominación de 'El coche del pueblo'. Debido a esto y su alto coeficiente de gravedad, la falta de estabilidad provocaba maniobras que no acababan muy bien.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios