28 de octubre de 2021, 22:31:05
ACTUALIDAD

24 Horas de Le Mans


Fernando Alonso (Toyota) gana en su primera participación

Una carrera increíble del español que, por fin, le da el trofeo a la marca nipona

Por Manuel Vega

Ha parecido fácil para el equipo Toyota, pero el ritmo impuesto por los dos coches ha sido muy alto, como si tuvieran adversarios más duros.


Contar las 24 Horas en una crónica es imposible. Si era muy previsible la victoria de Toyota despuén de la retirada de Porsche y Audi, ganar en esta carrera no es fácilñ sin un tremendo trabajo de todo el equipo y de los pilotos.

Atrás han qiedado los sinsabores del equipo japonén, después de dos décadas de batirse con rivales excepcionales y contra el gafe que han tenido en Le Mans en varias ediciones.

Y Toyota y Fernando Alonso han consegudo su gran objetivo: la victoria. Tan sólo otro español, Marc Gené lo había conseguido. Alonso ha colocado el segundo brillante en ese reto de conseguir la Triple Corona. Ya sólo le falta las 500 millas.

La noche mágica de Alonso

Durante la noche se cimentó la victoria del nº8 sobre su compañero de equipo. Fernando se subió a hacer el relevo en la segunda posición. Estaban a más de dos minutos del nº7.


"El primer stint era un poco para adaptarse y no cometer errores, estar en la carrera y cuando me desperté de noche y vi que estábamos a dos minutos y medio por detrás, había que hincar los codos, apretar un poco los dientes si queríamos meternos en carrera. Si no, las últimas horas de carrera estando a dos minutos y pico no nos iban a dejar adelantar, lo hicimos y salió bien".

Salió como un disparo, rodando en 3.19, siempre unas décimas más rápido que sus compañeros. Y fue un revulsivo para sus compañeros, que, en los siguientes stint que les correspondía consiguieron adelantar y dejar atrás, al otro coche de Toyota.

"Tenía algunas dudas, en algunas vueltas que dimos de noche la verdad es que la pista era un poco diferente y no me encontraba del todo cómodo". "Pero al mismo tiempo, caliento los neumáticos un poco más rápido que los demás y en condiciones de calor me perjudica porque los llevo con muchísima temperatura, pero por la noche cuando hace más frío el coche funcionó de maravilla y aproveché esas circunstancias esta vez en un Le Mans bastante frío".

El relevo de Fernando será recordado en la historia de esta prueba. Y alabado por su equipo y por todos los presentes en esta edición. Su constancia y su ritmo imparable pusieron en bandeja de plata a Nakajima el ataque final al prototipo gemelo. El japonés no dudó y superó a su compatriota Kobayashi en el interior de Arnage cuando el alba empezaba a despuntar en un somnoliento La Sarthe.

Una última parte más tranquila

La diferencia conseguida por el nº8 de más de un minuto ya no era asumible por el otro coche japonés. Había que asegurar el triunfo, pero no hubo órdenes de equipo. El primero se lo había merecido durante la última media parte de la carrera. Y, además, Kobayashi, tuvo un problema por no entrar antes a repostar y, al final perdió dos vueltas.Llegó tras rodar a 80 km/h en las largas rectas de La Sarthe, los comisarios le impusieron dos Stop&Go de 10 segundos cada uno. Y la distancia con sus compañeros líderes dictó sentencia.

Esta vez Le Mans decidió, finalmente, concederle a Toyota la ansiada victoria, la primera para una marca japonesa desde la de Mazda787B en 1991. Curiosamente, ningún nipón conducía aquel prototipo, pero esta vez Nakajima cruzó triunfante la meta, convirtiérndose en el primer japonés que lo consigue.

En tercera posición entró el mejor Reballion. Y en LMP2 G-Drive que, entre sus pilotos, estaba Vergne, en este momento líder de la Fórmula E.

Muy bonita la pelea entre los GTEPro, la categoría más igualada y más difícil, con victoria para el Porsche pintado de rosa conmemorativa del otro Porsche ganador conocido como "el cerdito" por su color. Antonio García, con Corvette, y Miguel Molina, con Ferrari, terminaron 5º y 10º en esta categoría.



Revista de coches,.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.motorpoint.com