Comentario de nuestro director

Los colores de MotoGP
Ampliar
(Foto: Motorpoint)

Los colores de MotoGP

lunes 25 de febrero de 2019, 10:14h

Conocí a Carmelo Ezpeleta cuando corria en la Copa Renault 8. Tuve con él una buena amistad. En todas sus etapas como organizador y promotor. Siento un gran respeto por todo lo que ha hecho por el demorte que amo, el motociclismo. Es el artifice de todo lo que es hoy. Dice, con modestia, que solo ha hecho seguir lo que empezamos nosotros. Pero lo ha hecho con disciplina y sabiduría. Tiene esa factor que tienen los tiunfadores, perseverancia, tesón y constancia.

Hace unos días, me comentaba Carmelo Ezpeleta: En MotoGP lo importante son los pilotos. No importa del país que sean. Los aficionados siguen sus éxitos como si fueran suyos. Que esa era la esencia de este deporte Todo salió porque le dije que sería interesante más diversidad en los pilotos triunfadores. Salto como es él. Eso me decís todos, pero es una equivocación. Las audiencias de televisión se reafirman cuando hay espectáculo, que es nuestro principal objetivo. Por eso hemos crecido. Tenemos un equipo de profesionales que plasman perfectamente las emociones de las carreras a través de la pantalla”

No me cabe la menor duda. Pero también cuentan los pilotos, principales protagonistas del espectáculo. Y, sobre todo, lograr un reglamento técnico que iguale el potencial de las máquinas participantes. Es un conjunto de factores que nos ha llevado a lo que, hoy, este deporte.

No quiero pecar del “abuelito” que cuenta sus andanzas de juventud. ¡Dios me libre! Pero el cambio del Campeonato del Mundo del que yo participé y escribí, no tiene nada que ver con el de los últimos años. Basta con mirar las ilustraciones de entonces y compararlas con las actuales.

El cambio ha sido abismal. El motociclismo ha dado un giro de 180 grados. En todos los aspectos. Gracias a un personaje que, viniendo de un deporte como la pelota vasca, se enamoró del motor, Carmelo Ezpeleta. Se que no le gusta este tipo de elogios, pero los que vivimos el ayer y estamos viviendo el presente, lo sabemos y reconocemos.

Como aficionado y fiel seguidor de este deporte desde que tenía 10 años, que fue la primera vez que me subí en una moto. He visto de casi todo. Me pregunto, después de conocer y contemplar los resultados del ultimo “test”, prueba, en Qatar, como hemos podido llegar hasta aquí. Dos españoles, con diferentes monturas, realizando los mejores registros. Me refiero a Viñales y Alex Rins. Yamaha y Suzuki. Pero ahí están los demás. Quartararo, Petrucci, Márquez, Alex Espargaró, Nakagami… Diferentes pilotos, diferentes países, diferentes monturas y una diferencia inferior a medio segundo entre ellos. Un colorido que hará más grande la especialidad. Una categoría reina mucho más competida, mas cerrada…

Estamos ante una clase de MotoGP con nuevas generaciones de pilotos y, sobre todo, con una valoración espectacular en aumento.

El colorido, esta temporada, será de los más variopinto. De hecho, ya lo estamos viendo. Y todavía no ha comenzado la parte esencial. Esto sucederá el próximo 10 de marzo en el circuito de Losail (Qatar). Además, con iluminación artificial, para que destaque aún más el colorido.

No quiero olvidarme del triplete de Alvaro Bautista. Le hemos visto crecer desde que salio de su taller de Talavera de La Reina. Me lo decía Nieto: "Será grande. Monta en moto que te cagas". Lo ha demostrado en todas las categorías en las que ha participado. Ahora SBK lo esta revalorando. Tiene la calidad que no han sabido -o querido- aprovechar algunos equipo de MotoGP. En SBK es el número uno

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista de coches,

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.