Un coche ahorrador

Probamos el Audi A5 de gas natural, "g-tron"

Probamos el Audi A5 de gas natural, 'g-tron'
Ampliar

El coste de combustible se reduce a mas de la mitad, pero falta infraestructura para respotar CNG

martes 16 de octubre de 2018, 09:28h

Dicen, los teóricos de la cosa de los combustibles gaseosos, que comprar un vehículo de gas tiene ventajas. Consumen menos, emiten menos gases nocivos (?), duplican la duración del motor y vienen con el distintivo "ECO". El problema es que solo hay 50 puntos de recarga de GNC (Gas Natural Comprimido) en toda nuestra querida España.

CARACTERISTICA TECNICAS
EQUIPAMIENTO
ESTACIONES SERVICIO GNC

En este caso, para probar la diferencia entre un coche de gasolina/diesel con la combinación de gas, hemos elegido un Audi A5, el llamado "Sportback 2.0 g-trom". Un coche que cuesta 46.000 euros. A cambio tengo una berlina de cinco puertas con apariencia "coupe". Mide 4, 73 cms de longitud total con capacidad para 5 personas. Eso sí, con un motor de 190 CV de potencia, que lo mismo consume gasolina, que el llamado gas natural comprimido (GNC). Uno de los proyectos urgentes del Grupo Audi-Volkswagen, para afrontar el llamado caso del Diesel contaminante.

Afrontar un suceso como el "Diesel gate", todo el proceso de anticontaminante de estos motores se ha supervisado y certificado por un instituto independiente. Es decir, los datos de emisiones contaminantes son lo que se experesan en el certificado correspondiente. No hay trampa y, mucho menos, cartón. Los antecedentes han puesto al grupo en alerta, ante las visicitudes anteriores.

El recorrido y el problema

Hemos recorrido aproximadamente 1.000 kilómetros para realizar esta prueba. De Madrid al levante murciano y volver. Suficiente para conocer el más grave problema que tiene este modelo de gas, que puede extrapolarse, supongo, a todos los modelos del grupo Audi-VW propulsados por este tipo de motores de utilización mixta gas (GNC) y gasolina. Su principal inconveniente, el más grave, es la falta de infraesrtructura para repostar. En España, solo funcionan 50 estaciones con GNC, todo lo contrario de lo que sucede con el GPL y sus 800 estaciones repartidas en nuestra geografía.

El consumo, su principal virtud

Es evidente que la compra de un vehículo de estas caracteristicas tiene una principal motivación, el ahorro en el coste de combustible. Para un cliente que hace más de 20.000 kilómetros al año le será más rentable en su uso que un coche diesel de la misma potencia. Esto queda muy claro. Por ejemplo, en este recorrido, donde no ha faltado el circular por la ciudad, ha consumido 40 litros de gasolina y 30 kilos de gas. Dicho de otra forma para que me entiendan mejor, menos de sesenta euros.

Este mismo recorrido en un coche con motor diesel de similares caracteristicas, habría tenido un coste, solo en gasoleo, de 146 euros; es decir, más del doble. Esta es su principal ventaja, muy a tener en cuenta. Además, se suma una contaminación de C02. Solo de 103 grms., que supone un 80 por ciento menos que el mismo modelo con motor de 2 litros (190 CV) de gasolina pura y dura.

Esta la principal virtud. Para un usuario que tenga que recorrer más de veinte mil kilómetros al año es la solución más practica. Esto supone un ahorro, solo en combustible, muy importante. Nada más y nada menos que más de 10.000 euros al año, como mínimo. Depende de la forma de conducir.

Conducción y prestaciones

Dicen que las prestaciones son inferiores. En este caso, no he notado la diferencia. El compartamiento es muy similar. Lo vimos cuando agotamos el gas y tuvimos que circular con gasolina. Con este potencial (190), no se aprecia la diferencia. Se adelanta perfectamente, tiene una buena aceleración y el confort es muy similar. Decimos esto, porque al deposito de gasolina se suman el peso de los depositos de gas. Algo más de peso y volumen adherido.

Este suplemento no ha mermado, ni las prestaciones, ni el maletero, que mantiene las mismas caracteristicas. La reducción del deposito de gasolina, cuya capacidad es ahora de 20 litros, es evidente frente a los 58 litros de la versión gasolina

Pueden preguntarse si hay que daptar la forma de conducir, ¿no? En absoluto. Como decimos, funciona como un gasolina o diesel de las mismas prestaciones. En este caso se cuenta con un cambio automático con levas en el volante, que da un mayor confort en la conducción.

En el tablero de control, puede observarse un segundo indicador de nivel de combustible GNC. Esto permite prevenir el llenado, si es que puede. Insistimos, este es el principal problema. Solo existen, al menos en este momento, 50 estaciones de servicio con este tipo de combustible.

Como prueba de esta anormalidad, indicar que tuvimos que entrar en un barrio de Murcia para encontrar una estación Fenosa con este tipo de gas. Dentro de lo malo, se dispone de la gasolina como auxilio en caso de emergencia. Por ejemplo, en un trayecto de Alicante a Madrid, con el deposito de gasolina vacío, tendriamos que repostar tres veces para no estar apurados.

Lo bueno y lo malo

BUENO MALO
Confort Precio
Garantía Capacidad pasajeros
Calidad Repostar GNC


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista de coches,

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.