Prueba en todo tipo de carretera

Volkswagen Touareg un SUV que deja muy satisfecho
Ampliar

Volkswagen Touareg un SUV que deja muy satisfecho

Sorprende su versatibilidad

miércoles 12 de diciembre de 2018, 11:08h
Subirse a un Touareg ya imprime carácter desde el principio y queríamos tomar contacto con él con una prueba más larga aunque ya lleva algunos meses en nuestro mercado.

Volkswagen siempre ha hecho coches espectaculares en todos los segmentos del mercado que nada tienen que envidiar a sus hermanos de Audi. Elegir entre una u otra marca es más una cuestión de capricho. Audi tiene una mejor imagen, pero Volkswagen es tan bueno y cuesta menos. Hay que elegir entre llevar un coche con los cuatro aros y pagar más, pero el rendimiento viene a ser muy semejante.

El coche de nuestra prueba era el 3.0 TDI de 286 CV en la versión R-Line, la más completa. Y como decimos, ponerte al volante del Touareg ya impresiona.

Lo primero que es necesario es conocer y controlar todos los mandos que tiene y, por supuesto, aprender a manejar sus dos pantallas, una central de 15 pulgadas y otra delante del volante, en donde tradicionalmente estana el cuadro de relojes de 12 pulgadas.

Antes de ponernos en marcha vamos a conocer este modelo por fuera y por dentro.

Una de cualidades en su diseño, que caracteriza a los modelos de la marca, es su parrilla de líneas muy marcadas y su gran tamaño que se une a las ópticas delanteras.

El resto de la carrocería destaca por las proporciones realmente grandes. Las llantas de 21 pulgadas no parecen exageradas para su tamaño.

Y en la trasera monta unas ópticas muy estilizadas y son, al igual que las delanteras, de tecnología LED.

Mide 4,88 metros de largo, 1,98 metros de ancho y su altura es de 1,7 metros.

Al margen de la unidad de nuestra prueba, el Touareg también cuenta con un motor menos potente de 231 CV y dos versiones con menos opciones: Pure y Premiun.

La capacidad interior llama la atención por su gran maletero con una capacidad de 810 litros, pero sólo es practicable para 5 plazas.

En ciudad y carretera

Ponemos el coche en marcha y nos sorprende la facilidad y la precisión que el Touareg tiene en esta maniobra. Algo que será continuo en toda nuestra prueba. La dirección que tiene este modelo a las cuatro ruedas facilita las maniobras, tanto en la de salida del aparcamiento, como la entrada.

Y, aunque ya lo hemos comentado, la gran pantalla táctil nos permite, con un poco de práctica, conseguir toda clase de información y utilizarla también con la voz. Es la pantalla más grande y más efectiva del mercado o, al menos, que nosotros hayamos visto.

El tránsito por la ciudad en busca de una carretera ha sido francamente fácil a pesar de su tamaño y la conducción a bajas vueltas, gracias a su par, muy efectiva. Incide y mucho en el consumo, muy razonable en este coche.

En carretera ya es otra cosa. Tiene una gran aceleración cuando pìsamos el pedal a fondo y el el volante sigue siendo muy preciso y con un tacto muy agradable.

La caja de cambios de ocho velocidades funciona a las mil maravillas y la pantalla pequeña, en el cento del cuadro, nos va dando información de en que marcha vamos y a que velocidad, además del consumo y varias informaciones más.

El sistema de asistentes es amplísimo, con sistema de visión nocturna (Night Vision) mediante cámara de infrarrojos -con detección de peatones y animales, alerta de tráfico cruzado delantero (además del trasero) con frenada automática, Trailer Assist, Park Assist, detector de fatiga, frenado automático post colisión, reconocimiento de señales, cámara de marcha atrás o control de crucero adaptativo con asistente de atascos, entre otras muchas cosas.

Como la marca ha buscado hacer de este SUV un vehículo más cómodo y dinámico en carretera, independientemente de la tracción integral, las únicas soluciones del Touareg son de tipo electrónico para diferentes terrenos, pero ha perdido mucho de su condición de todo terreno.

Durante esta prueba hemos podido comprobar la comodidad de sus asientos, con ajuste eléctrico, calefactados y ventilados.

Modos de conducción

Además de un sonido agradable para un motor diesel, tiene, como hemos dicho, una respuesta contundente al pisar el pedal. Acelera rápido y al canza enseguida mucha velocidad.

Como tiene tres modos de conducción, hemos probado los tres.

El modo Eco resulta ideal para el llano y en vías rápidas. Sin embargo en carreteras secundarias hay que pisar mucho el acelerador para obtener una respuesta adecuada.

En el modo Normal pasa algo parecido, pero es nuestra recomendación para una condución diraria en ciudad y carretera. La Sport es ya para momentos excepcionales.

Precisamente en zonas reviradas es donde más sorprende. Se ha mostrado muy ágil, a pesar de su tamaño y peso, también debido a sus ruedas direccionales.

Conclusión

Para los que gusten de un coche de gran tamaño, pero fácil y cómodo de conducir. el Touareg es una gran opción. Es un coche de presente y de futuro.

Frente a sus adversarios en este segmento, Audi Q7 y BMW X5, por ejemplo, no desmerece en absoluto y su precio es menor, aunque esta versión R-Line, el tope de gama, cuesta algo más de 80.000 euros. Las otras dos variantes de esta versión empiezan con un precio anunuciado por la marca dede 65.000 euros.

Precios y ficha técnica Volkswagen Touareg (pincha)

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista de coches,

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.