Fue una revolución

Mini cumple 60 años

Se ha hecho una edición especial

martes 03 de septiembre de 2019, 12:27h

El que fue ejemplo dentro de los vehículos pequeños cumple 60 años, pero es más joven que nunca. Hace sesenta años, precisamente el 26 de agosto de 1959, la British Motor Corporation (BMC) reveló con orgullo el resultado de sus esfuerzos de desarrollo para crear un vehículo compacto nuevo y revolucionario.

Desde el principio dos nuevos modelos: el Morris Mini-Minor y el Austin Seven. Por supuesto, esta doble presentación de dos cuatro plazas casi idénticos era atribuible en aquel momento a la amplia gama de marcas ofrecidas por BMC en el mercado, pero también tenía un carácter muy simbólico.

Hoy, sesenta años después, sabemos que muy pocos conceptos de coche han sobrevivido durante tanto tiempo, y ninguno de ellos se ha convertido jamás en una gama tan amplia de variantes como el Mini.

El Mini cumplía todos los requisitos de su época sin dejar de ofrecer otras cualidades en el mismo proceso. Con una longitud de tan solo 3,05 metros y un precio de venta al
público de 496 libras, el Mini era simplemente perfecto para plazas de aparcamiento pequeñas y presupuestos ajustados.

Sin embargo, solo con sus cualidades de conducción y el carácter de sus proporciones, el Mini también suscitó el interés de los automovilistas que buscaban no solo unas dimensiones compactas y una eficiencia superior, sino también prestaciones deportivas, especialmente en las curvas, y un estilo individual en la carretera.

El Morris Mini-Minor y el Austin Seven, que únicamente se diferenciaban por la parrilla, las llantas y el color de la carrocería, tenían un motor de cuatro cilindros montado transversalmente en la parte delantera y que ofrecía una potencia máxima de 25 kW (34 CV) desde 848 cm3.

En la segunda mitad de 1961 apareció una variante muy especial que lograría acuñar, más que ninguna otra, la leyenda del Mini clásico: el Mini Cooper. John Cooper, el famoso ingeniero y fabricante de coches deportivos y amigo íntimo de Alec Issigonis, había reconocido el potencial deportivo de este nuevo coche pequeño desde el principio, cuando vio los primeros prototipos en la pista.

Recibió el visto bueno de los altos directivos de BMC para desarrollar una pequeña serie de 1.000 unidades del Mini Cooper con un motor modificado con un tamaño ampliado hasta 1,0 litros y con una potencia máxima de 55 CV. Issigonis y Cooper ampliaron la cilindrada del motor hasta los 1.071 cm3 , lo que incrementó la potencia del motor hasta los 70 CV.

Esto hizo que el Mini Cooper S fuera un coche verdaderamente excepcional no solamente en carretera. La victoria en su clase del piloto finlandés Rauno Aaltonen en el Rally de Montecarlo de 1963 marcó el punto de partida de una serie verdaderamente inigualable de increíbles éxitos en el mundo del automovilismo deportivo. Lo mejor, por supuesto, fueron las tres victorias generales en el Rally de Montecarlo en 1964, 1965 y 1967.

En 1966 el Mini Clubman se sumó a la gama como un modelo ligeramente más grande y con la parte frontal ligeramente diferente comparado con el Mini clásico. De hecho, este coche hermano era unos 11 cm más largo que el original, y la versión Estate sustituyó al Morris Mini-Traveller y al Austin Seven Countryman, con una longitud exactamente de 3,4 metros y sin cambios en la anchura, la altura y la distancia entre ejes. Al mismo tiempo, se dejó de fabricar el Mini Cooper y fue sustituido por el modelo principal de la gama Clubman, el Mini 1275 GT, con un motor de 59 CV y 1,3 litros.

Entre 1980 y 1983, se optimizó la gama de modelos y se dejaron de fabricar los Clubman, Estate y Van. El «único» coche que quedó fue el Mini clásico, con su motor de 1,0 litros que ahora tenía 40 CV.

En 1990, llegó el regreso del Mini Cooper que volvió a incluirse en la gama de modelos. Esta vez este modelo especial estaba equipado en todos los casos por un motor de 1,3 litros, dejándose de fabricar el Mini con motor de 1,0 litros en 1992 debido a los crecientes requisitos en materia de gestión de las emisiones. A partir de ese momento, todos los modelos contaban con un motor de 1.275 cm3 e inyección de combustible.

La producción del Mini clásico cesó definitivamente en el año 2000. Hasta ese año, habían salido de las plantas de producción más de 5,3 millones de unidades del automóvil compacto de mayor éxito del mundo en sus numerosas versiones.

A partir de 1994 Mini fue absorvido por BMW y la versión producida en serie del MINI Cooper hizo su primera aparición oficial en noviembre de 2000 en el Salón del Automóvil de Berlín. Apenas un año más tarde, la interpretación orientada al futuro del original llegó a las salas de exposición de los concesionarios en forma de MINI Cooper de 85 kW/115 CV y MINI One de 66 kW/90 CV. Con tracción delantera, motores de cuatro cilindros montados transversalmente en la parte delantera, voladizos cortos y un amplio espacio para cuatro ocupantes, los nuevos modelos incorporaron con éxito las características elementales del Mini clásico.

En 2004, la introducción de nuevas motorizaciones, por mencionar este importante detalle, sirvió para ofrecer un impulso adicional, con la llegada al mercado del MINI Cooper S en junio de 2002, con su carácter exclusivo y su motor compresor de 163 CV, y del MINI One D, que solo un año después estableció una nueva referencia en términos de ahorro general y eficiencia como el primer diésel en toda la historia de la marca.

El MINI Cabrio hizo su aparición en primavera de 2004. En los cuatro años siguientes, se fabricaron varias versiones del descapotable provistos de una capota de tela accionada electrohidráulicamente en la fábrica de MINI en Oxford en forma del MINI Cooper S Cabrio, el MINI Cooper Cabrio y el MINI One Cabrio.

Los nuevos motores aún más potentes y, al mismo tiempo, mucho más eficientes, sumados a una tecnología de suspensión mejorada, sirvieron para que esta nueva generación incrementara aún más el placer de conducir tan típico de MINI. Tanto el MINI Cooper S con su motor de 128 kW (175 CV) como el MINI Cooper de 88 kW (120 CV) entusiasmaron desde el principio a aficionados en todo el mundo gracias a sus prestaciones mejoradas, que se sumaban a un ahorro de combustible significativamente mayor y a sus valores de emisiones.

En otoño de 2007, la gama de modelos MINI se mejoró aún más mincorporando un nuevo concepto innovador. El MINI Clubman ofrecía una reinterpretación del concepto tradicional de shooting-brake con una carrocería 24 centímetros más larga, un contorno del techo optimizado y ampliado y un portón trasero.

El inicio de 2014 anunció el cambio de última generación en la gama de modelos MINI. La oferta actual en el segmento premium de vehículos pequeños incluía el MINI 3 puertas, el MINI 5 puertas también presentado en 2014 y el MINI Cabrio, cuya última edición apareció a principios de 2016.

Los nuevos motores de tres y cuatro cilindros con tecnología MINI TwinPower Turbo y una gama de potencias de entre 55 kW (75 CV) y 141 kW (192 CV) ofrecen una relación aún más optimizada entre el placer de conducir y el consumo de combustible.

BMW prepara el terreno para disfrutar del placer de conducir típico de la marca MINI con una propulsión eléctrica. El MINI Cooper S E Countryman ALL4 es el primer modelo de la marca con tracción híbrida enchufable. Un motor de gasolina de tres cilindros impulsa las ruedas delanteras y un motor eléctrico impulsa las ruedas traseras para conseguir una interacción gestionada de forma inteligente que permite un placer de conducir de manera muy eficiente y con una tracción y una estabilidad de conducción optimizadas.

El futuro de MINI es prácticamente silencioso, sin emisiones locales, pero asombrosamente potente. A partir de 2020, el nuevo MINI Cooper SE dará un nuevo impulso al segmento de los vehículos eléctricos. El motor eléctrico de 135 kW (184 CV) combinará la movilidad sostenible con el característico placer de conducir, un diseño de alto impacto y una calidad superior.

La edición 60 Years limitada

Para celebrar este 60 aniversario, el fabricante de automóviles premium presenta un modelo de diseño que pone de relieve tanto los orígenes británicos como el carácter ágil de MINI. Con características de diseño y equipamiento tanto de alta calidad como exclusivas, la edición MINI 60 Years expresa el espíritu deportivo de la marca, algo que está
constantemente presente incluso en el tráfico urbano cotidiano. La edición especial se suministra como MINI 3 puertas y MINI 5 puertas, cada uno con tres motorizaciones.

Tres motores de gasolina y dos motores diésel con una potencia que oscila entre los 75 kW (102 CV) y los 141 kW (192 CV) conforman la cartera de propulsión de la edición MINI 60 Years. La gama de modelos de aniversario incluye el MINI One 60 Years Edition 3 puertas (consumo promedio de combustible: 5,0 – 5,4 l/100 km; emisiones promedio de CO2: 114 – 123 g/km) el MINI Cooper 60 Years Edition 3 puertas (consumo promedio de combustible: 5,0 – 5,3 l/100 km; emisiones promedio de CO2: 115 – 122 g/km) el MINI Cooper 60 Years Edition 3 puertas (consumo promedio de combustible: 6,1 – 6,4 l/100 km; emisiones promedio de CO2: 139 – 147 g/km) y el MINI One 60 Years Edition 5 puertas (consumo promedio de combustible: 5,0 – 5,4 l/100 km; emisiones promedio de CO2: 115 – 124 g/km) el MINI Cooper 60 Years Edition 5 puertas (consumo promedio de combustible: 5,1 – 5,4 l/100 km; emisiones promedio de CO2: 115 – 122 g/km) y el MINI Cooper 60 Years Edition 5 puertas (consumo promedio de combustible: 6,2 – 6,5 l/100 km; emisiones promedio de CO2: 141 – 149 g/km).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista de coches,

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.