Gran Premio de Austria de MotoGP

Este fin de semana

El piloto de Honda no quiere dejar títere con cabeza. Su objetivo siempre es el mismo: ¡Ganar!

Márquez tiene desmoralizados a todos sus contrincantes. Ha llegado a ese nivel de ser él y los demás. Y, estos, sus rivales, se conforman con ser los teloneros del indiscutible divo. ¿Esto es bueno o es malo? Ha varios razonamientos. Los seguidores de Marc están encantados, mientras que los espectadores y patrocinadores no lo están tanto, a pesar de las emociones que transmite.

  • 1