Los cambios

Alonso y la nueva McLaren

Alonso y la nueva McLaren

A propósito del despido de Eric Bouiller

lunes 09 de julio de 2018, 10:20h

Los acontecimientos que han situado a McLaren en el foco de atención mediática esta semana, sin duda ofrecen diferentes lecturas, máxime cuando Zak Brown, Director General de la británica, vino a decirnos ayer a través de Autosport que no esperemos resultados al menos entre dos y diez años a partir de ahora

Sin embargo, a pesar de lo contundente del mensaje creo que merece la pena considerar que este tipo de plazos son poco creíbles porque un abanico tan amplio y difuso como entre dos y diez años implica, de momento, tener meridianamente claro qué va a suceder con al menos un cambio de normativa, el que pretende implementar Liberty Media a partir de 2021.

Desde luego podrían ser más. La norteamericana busca en la estabilidad reglamentaria uno de los pilares que darían consistencia a su modelo de Fórmula 1, pero la máxima disciplina del automovilismo deportivo nos tiene acostumbrados a ir un poco por libre en este aspecto, porque, en el fondo, va en su ADN.

Así las cosas, sirva de ejemplo que de 2008 a esta parte hemos disfrutado, nada más y nada menos, que de tres marcos normativos (2009, 2014, y el vigente, que como recordamos fue estrenado en 2017), cuya cifra se elevaría a cuatro o incluso cinco si contamos con las profundas modificaciones que sufrió el primero de ellos durante 2010 y 2011.

No es cuestión de abundar en este aspecto pero parece obvio que Brown no se estaba refiriendo exclusivamente a la escudería McLaren en F1 porque es un señor con los pies en el suelo y no lo imagino haciendo funambulismo sin red. Más bien, pienso, con sus declaraciones estaba señalando a esa Gran McLaren de la que en realidad se lleva hablando mucho tiempo: IndyCar; WEC (World Endurance Championship); Fórmula 1, quién sabe si con motores propios; etcétera, etcétera, etcétera.

Bajo esta perspectiva, que, repito: me parece la más lógica y la que mejor contextualiza las palabras del californiano, la escudería formaría parte de un todo que, lógicamente, necesita un plazo razonable para consolidarse.

Ahora bien, ¿afecta todo esto a los planes para 2018 y temporadas siguientes en el Mundial F1? No, y lo digo sinceramente.

Y reitero esta negativa porque Woking, de momento, sólo cuenta con su equipo en Fórmula 1 para desarrollar su sueño y, en este sentido, supondría un absoluto despropósito desperdiciar todo el esfuerzo invertido hasta ahora en los planos tecnológico, de investigación, económico y humano, así como tirar a la basura una alianza prometedora como la establecida recientemente con Renault.

Algo que, por cierto, se intuye también en las palabras de Brown:

«Éste es tan sólo el punto de partida […] No quiero hacer elucubraciones porque nos ha metido en problemas en el pasado, así que no quiero repetir errores. Lo que me gustaría hacer, y lo que vamos a hacer, es pelear como locos para terminar en la cuarta plaza del campeonato...»

¿Y qué hará Fernando Alonso? Bueno, esta pregunta tiene sencilla respuesta para mí: el asturiano mantiene contrato con Woking, y si el Director General ha cambiado el organigrama con la incorporación de De Ferran y el ascenso de Stella y Roberts, y además pretende que esto sea un inicio de una andadura hacia la Gran McLaren en la que no tengan cabida los errores pasados, me inclino a pensar que aceptará el reto de continuar, y que este año tratará de hacer realidad que su equipo quede cuarto en la general de Marcas, y muy posiblemente, buscará cotas más altas en 2019.

Fdo: Jose Tellaetxe Isusi [Orroe]

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista de coches,

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.