Cuatro alemanes frente a frente

Comparamos el Opel Insignia, Audia A4, BMW Serie 3 y Mercedes Benz Clase C
Ampliar

Comparamos el Opel Insignia, Audia A4, BMW Serie 3 y Mercedes Benz Clase C

Probamos los cuatro modelos del segmento de las berlinas medias más vendidas

lunes 29 de mayo de 2017, 10:43h

CALIFICACION FINAL: 1º .- OPEL, 8 puntos; 2º .- BMW, 7 puntos; 3º .- AUDI, 6 puntos; 4º .- MERCEDES, 6 puntos

Basta con decir que se trata de una comparativa, para afrontar todo tipo de excusas. Por parte de la mayoría. Por lo tanto, hemos tenido que recurrir a otro método mucho más viable, como es acudir a fuentes de otros países y, de esta manera, sacar las conclusiones
Llegar a la comparación entre estos cuatro modelos de factura alemana, como son los Opel Insignia, Audi A4, BMW Serie 3 y Mercedes-Benz Clase C, era inevitable. Son modelos que militan en el mismo segmento, como es el de los familiares medios. Dicho de otra manera, los compactos familiares -alemanes, se entiende- más vendidos en nuestro mercado.
El hecho de fabricarse en el país con las marcas de mayor prestigio era otra premisa inevitable. Podíamos incluir en esta comparativa algún coche francés o coreano, que aportan lo mismo o más por un precio menor. Pero el hecho es que se trata de alemanes. Y, aquí, en España, no deja de ser una garantía, aunque ninguna de las marcas tiene una de más de dos años sin cargo, a excepción de las que, opcionalmente, ofrecen una extensión de la misma, previo pago de su importe. Pero este es otro tema.
Como protagonista de la contienda hemos elegido al recién llegado, el Opel Insignia en su última generación, que acaba de presentarse. El resto ya son conocidos y con meses, incluso años, en el mercado español.
AL VOLANTE
Comenzamos por sentarnos en el Opel Insignia. Esta nueva generación se ha adaptado a la tendencia de sus rivales. Se había quedado un poco obsoleto. Llevaba años sin rejuvenecimiento, pero ha tomado las mismas directrices de sus adversarios. Los cuatro modelos son casi iguales en dimensiones, terminación, equipamiento, conectividad, capacidad de pasajeros y equipajes. En pocas palabras, para que me entiendan, se dan la mano.
El Opel, por ejemplo, por ser el último en llegar, se sale de la normalidad en lo que respecta a conectividad; precisamente, lo que les faltaba a las versiones anteriores. Lleva de todo y para todo. A nuestro modo de ver, cuenta con la ventaja de no tener que tomar la calculadora del móvil para ir sumando esto y lo otro. Son dos versiones dentro del mismo modelo, con diferentes precios (diferencia de equipamiento) y distintas motorizaciones.
A modo de resumen en este apartado, llegamos a la siguiente conclusión: ¿Cuál es el mejor, el que más aporta? El Opel se da la mano con el BMW. El A4, desde este punto de vista, no teme comparaciones: la elección de los materiales, el cuidado en el acabado, los pequeños detalles, que pocos ven, pero que se aprecian. Insisto, son coches con factura alemana, muy cuidados. Si queremos tener algo más es cuestión de tomar nuevamente la calculadora e ir sumando conceptos. La diferencia entre una versión básica y la que nos gustaría tener -a nadie le amarga un dulce- puede alcanzar más del treinta por ciento del valor total.


BMW Serie 3 Mercedes Benz Clase C


Opel Insignia Grand Sport Audi A4
Por lo tanto, ventaja Opel, seguido de BMW para terminar por Audi y Mercedes. Este último ofrece menos en este sentido por el mismo dinero, aunque, insistimos, es cuestión de meter la mano en el bolsillo. Mercedes es Mercedes, aunque Audi está en la misma onda. Otro tema, que muchos compradores no tienen en cuenta, es el de las revisiones o mantenimiento.
Es evidente que los coches actuales no se rompen, y menos los alemanes. Sin embargo, hay que tener en cuenta otros conceptos de mantenimiento que el cliente debe abonar. Bien a través de su propio bolsillo o contratando una buena póliza de seguros o garantía extendida. Esto, al margen de las operaciones de chapa o pintura. En este caso, continúa siendo más cara la mano de obra de un Mercedes, seguido de Audi, Mercedes y Opel. Conclusión, la póliza de seguros tiene un coste más elevado, por razones obvias.
EN CARRETERA
El Opel Insignia, gracias al sistema de tracción integrada o informatizada, es una lapa en carretera. Las peculiaridades son tan evidentes que, con el fin de apreciar, ni siquiera necesita una curva. Sólo un ligero cambio de dirección en línea recta y se abre un nuevo mundo.
El BMW Serie 3 sigue siendo un objeto de alto nivel, pero, al lado de Opel, su dinamismo es menos legendario de lo habitual. La intervención de la electrónica, comparada con la de sus adversarios, se muestra más abrupta.

Mercedes Benz Clase C Opel Insignia Grand Sport
Sin embargo, este sistema está mejor calibrado en el Audi. Reacciona de una forma menos brusca, mejor calibrada y en el momento justo necesario. El A-4 es más que suficiente. Una verdadera alternativa a la combinación mencionada, si lo que te importa más que nada, en un coche, es su capacidad para dispensar emociones.
Para rizar el rizo en este apartado emocional de confort y seguridad, los protagonistas de esta prueba comparativa, ofrecen versiones con tracción integral. Pero volvemos a lo mismo, hay que meter la mano en el monedero, perdón, billetero.
Audi A4 BMW Serie 3
Pero no es cuestión de tracción delantera. El Mercedes Clase C, por ejemplo, lleva tracción trasera, y no está mejor de esta valoración en la idea de lujo, confort y de su manera de relacionarse con el asfalto: tiene una precisión de conducción agradable y ha dado un paso adelante con respecto a su pasado. Es evidente. La marca de la estrella siempre ha valorado más la idea de lujo y confort. De hecho, la Clase C sigue siendo más cómoda con respecto a la media de sus oponentes.
En resumen, son cuatro berlinas para viajar y devorar kilómetros. El Audi está medio paso atrás. Más abajo se sitúa el BMW. El Mercedes Clase C es otra cosa, dándose la mano con el Opel. Son cuatro berlinas muy igualadas, ideales para hacer kilómetros: son cómodas, rápidas y silenciosas.

LO BUENO Y LO MALO

VIRTUDES

DEFECTOS

OPEL INSIGNIA

Habitabilidad:

Es el más amplio de los cuatro. Excelente capacidad para las piernas en la parte trasera. El precio muy contenido para lo que ofrece.

Motores:

De momento este diésel se queda un poco limitado, especialmente en aceleración. Pero el consumo es bajo. Es otra virtud.

AUDI A4 2.0 TDI S TRONIC 190CV

Ergonomía y acabados:

Dentro de alto nivel, bien concebido y realizado aún mejor. A destacar, como siempre, la cabina virtual Audi.

La habitabilidad trasera:

A excepción del Opel, ninguno brilla en demasía. Es el tercero del “ranking”, en este sentido.

BMW 320D X AUT.

El placer de conducir:

Sigue siendo el más deportivo. La Serie 3 sigue siendo una referencia para aquellos que aprecian disfrutar conduciendo en carretera.

Start & Stop:

Se reinicia tarde y mal en este cuatro cilindros. Por otra parte, tiene un maletero bastante limitado con respecto a los demás.

MERCEDES C 220 SPORT AUT

El consumo:

En medio de los coches ya que consumen poco, muy poco, sale bien parado. Se las arregla para lograr los requerimientos de combustible aún más bajos.

Accesos y maletero:

El espacio disponible, especialmente en la parte trasera, es limitado. El precio es el más alto de los cuatro contendientes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista de coches,

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.