www.motorpoint.com

Actualidad

La depreciación de los coches
Ampliar

La depreciación de los coches

En diez años se pierde el 70 por ciento de su valor

Por Motorpoint
x
infomotorpointcom/4/4/15
www.motorpoint.com
martes 13 de diciembre de 2016, 08:22h

Hay, existe, una sencilla fórmula para conocer la depreciación de los coches. Es tan fácil como reducir entre un 30 y un 35 por ciento del valor real del coche el primer año. Al siguiente, reducir un diez por ciento. Asi, en años sucesivos. Por ejemplo, si tenemos un valor 100, al siguiente año, tras la depreciación consiguiente, es del 70 por ciento, al siguiente de 63%, después, 57, 52, 47, 43, 39, 33, 30, 29%. Es decir, en diez años, el valor 100 se convierte en valor 29

Por lo tanto, la depreciación en una década es del 70 por ciento. Más o menos.

Esta es la norma general para calcular la depreciación de un vehículo. Sin embargo, no todos los coches se devalúan igual a lo largo del tiempo. Está claro que todos pierden entre un 25 y un treinta por ciento nada nada más salir a la calle. Después, en función de la marca y modelo, la depreciación puede variar. Desde un 10 a un 7 por ciento sobre el resto, año tras año.

Si echamos la vista atrás y nos centramos en los coches más vendidos en el año 2007, su valor residual coincide en un alto porcentaje con nuestra fórmula. Una década después de su lanzamiento, los coches más vendidos en 2006 en España, han perdido más del 70% de su valor. Con este punto de partida, hemos realizado un estudio para analizar cómo se produce la depreciación de los automóviles desde su estreno y con el paso de los años.

Estas depreciaciones, o tasación de vehículos usados dependen, de las circunstancias. Un mismo modelo, con los mismos años, no tiene la tasación de venta de un propietario particular, ò procedente de renting o de compañías de alquiler puro y duro. En este caso, se aplican otras variantes, que pueden oscilar entre un diez por ciento arriba o abajo del valor residual. Tampoco tiene el mismo valor si el coche se entrega como parte de pago para adquirir otro nuevo. Son premisas que influyen en este valor residual.

Conceptos de valoración

¿Está bien cuidado? Si existe corrosión en la carrocería, desgaste en elementos de contacto, como los pedales, el cambio, el volante, la tapicería, etc., automáticamente baja el valor de un coche. Esto es lo primero que se tiene en cuenta, igual que el estado de la pintura o los posibles golpes que pueda tener en el exterior.

Los ruidos anormales, los fallos en la puesta a punto de chasis, las pérdidas de fluidos, entre otros, son cosas muy evidentes que pueden dejar en clara desventaja a un coche de segunda mano. Lo más importante es que el coche no haya sufrido un accidente que afecte a los anclajes de las partes móviles. La reparación en bancada supone una depreciación considerable. Es una reparación que afecta a la seguridad

Los kilómetros recorridos y los años de vida son los dos puntos principales a tener en cuenta a la hora de tasar un vehículo. Cuanto más joven y menos rodado esté, mejorará su valor. Sin embargo, influye más en la tasación la antiguedad de los kilómetros. Especialmente, si se trata de una venta a profesional o como entrega del vehículo a cambio de otro. Siempre articulan la posible manipulación del contador. Algo que no sucede con los coches de última generación, que cuentan con una “centralita” informática donde están reflejados los kilómetros reales. En operaciones entre particulares, y si conocen el histórico (amigos, familiares, etc.), el cuentakilómetros revaloriza la tasación.

Consejos que mejoran la cotización

Además de prestar atención a los puntos indicados anteriormente, es importante:

El Buen uso. Muchas veces el usuario no tiene en mente la idea de que, probablemente, en un futuro acabará vendiendo su vehículo. Y es que la cantidad de dinero que pierde un coche cada año es inversamente proporcional al cuidado que le proporcione su dueño.

El coche en garaje supone una ligera mejora en la depreciación, entre otras cosas, porque el coche sufre mucho menos que si duerme en la calle.

Otros conceptos: Numero de propietarios que haya tenido el vehículo, libro de revisiones en orden, histórico de la propiedad, etc.. También es importante el aspecto. Un lavado profundo, tanto exterior, como interior y, especialmente, el motor es muy rentable. Igualmente sucede con el pulido de las carcasas de los faros. En este trabajo estético hay empresas especializadas que dejan el coche como nuevo. La inversión siempre es rentable.

Coches de Lujo

Es un hecho que los vehículos que menos se devalúan son los pertenecientes a marcas Premium. Estamos hablando de vehículos de alta gama, como Mercedes, BMW Audi, Volvo, Lexus. Y si hablamos de modelos codiciados, más que depreciación se revalorizan.

Un ejemplo claro es el Porsche 911, que puede tener más valor en función de los años. En diez años, no. Pero a partir de tres lustros, su valor crece con el transcurrir de los años. Este modelo en concreto, que hace quince años costaba 5 millones de pesetas, ahora no se encuentra por menos de 30.000 euros. Lo mismo podemos decir de un BMW M3, que costaba 4,5 millones de pesetas. Ahora tiene un valor de 50.000 euros

Los baratos son siempre caros

Existen modelos que, por uno u otro motivo, dan fallos de forma generalizada. Quien posea una unidad así, por bien cuidada que esté y que nunca haya fallado, debe saber que su depreciación caerá en picado. Curiosamente, algunas marcas low cost (baratas) como Dacia o los primeros Daewo, Ssangyong, Skoda, etc., son coches destinados al achatarramiento.

Por otra parte, hay curiosidades que también influyen en el valos resdual, como es el color del vehículo. Existen estudios que han llegado a la siguiente conclusión: los coches que están pintados de amarillo y naranja se devalúan menos. En el extremo opuesto aparecen los vehículos de color negro, gris o plata, que pierden cotización.

Los coches más vendidos

MARCA/MODELO PRECIO MEDIO 2007 COTIZACION ACTUAL DEPRECIACION
1.- RENAULT MEGANE 20.000.- € 3.900/5.700 € -76%


El Mégane rompió moldes en diseño gracias a unas formas muy atrevidas que no dejaron a nadie indiferente. Pero esto, lejos de convertirse en un problema, se acabó traduciendo en una explosión de ventas que dio gran empuje a la firma francesa. De hecho, en 2007 fue el modelo más vendido en España, con más de 100 mil unidades. Pensar en una cifra así en estos momentos es algo inconcebible. Una lástima que sea uno de los modelos que más valor pierde con el paso de los años.

2.- FORD FOCUS 20.500.- € 4.000.-/5.800.- € -76,09%

Con su segunda generación recién estrenada, el compacto del óvalo compartía plataforma con el Volvo S40 y el Mazda3. Acababa de adoptar el lenguaje de diseño "New Edge" y llegaban a la gama motores como los diesel del grupo PSA (Peugeot-Citroën). En sus últimos años de vida hizo acto de presencia la versión RS, que se convirtió en el modelo de tracción delantera más potente y salvaje del momento.

3.- CITROEN C-4 19.600.- € 3.900/5.900.- € -75%

Nacido en 2004, este francés perteneciente al segmento C se convirtió en el sucesor natural del Citroen Xsara. En 2007 ocupó el cuarto lugar de ventas, aunque hace apenas dos años logró situarse a la cabeza del ranking. Es una de las grandes apuestas del grupo galo PSA, que aprovecha las sinergias para convertirse en una alternativa siempre interesante. El precio ha sido una de sus mayores virtudes.

4.- SEAT IBIZA 18.500.- € 3.500/4.900.- € -77,39%

Probablemente, no habría llegado a ser lo que hoy es: una marca de reconocido prestigio perteneciente a un importante grupo alemán. Desde que viera la luz en 1984, el Ibiza pasó a ser el superventas indiscutible de Seat, una tendencia que se ha mantenido hasta que el nuevo León rompió todos los esquemas en 2014. Moderno, ágil y con una gama de motores de tamaño pequeño y medio, pero muy resolutivos, el Ibiza que se vendía en 2005 (es decir, el de tercera generación) sigue siendo hoy una apuesta que no falla.

5.- PEUGEOT 2007 16.500.- € 3.600/4.900.- € -74,94%

Es un vehículo que en el 2006, sustituyo al 206, que ya se encontraba al final de su vida comercial, lo que lo hace más atractivo en el mercado de segunda mano. Es un coche, que se lanzó al mercado con diferentes motorizaciones. Desde el más pequeño de gasolina de 1.4 con 73 y 88 CV, pasando por el 1.6 (109, 120, 150 y 176 CV),para terminar por los HDi diésel (68, 90 y 110 CV). Todos ellos en versiones de tres y cinco puertas, además de los CC cabrio.

6. Seat León

Aunque hace años no era el más vendido de la marca -ahora sí lo es-, el Seat León ya daba mucha guerra en 2007. La segunda generación del compacto alemán debe su diseño a Walter Da Silva y muestra los rasgos del Concept Salsa, uno de los prototipos más llamativos de la historia de la firma española. Carrocería elevada, buena habitabilidad, chasis ágil y confort de marcha, a excepción de su imagen “macarra”, cuyo peso se mantiene todavía.

7. Opel Astra

La tercera generación del modelo alemán acababa de salir a la palestra en el año 2005. Y no lo hacía de cualquier manera, sino avalado por un excelente resultado en las pruebas de seguridad EuroNCAP, dónde se le otorgó la máxima puntuación de cinco estrellas. Era la época de los motores Ecotec y las primeras versiones OPC. Disponible con tres y cinco puertas, familiar y hasta en versión cabrio con techo de lona, el Astra de 2006 se sitúa hoy en la parte media de la tabla de valoración

8.- Renault Clio

Fue el heredero del famosos R-5. Nació en la primavera del año 1990 y a los ocho años se presentó en Paris la segunda generación que fue sustituida por la tercera generación en el verano del año 2006, presentándose al año siguiente el motor turbo de 1,2. Uno de los iconos de la marca del rombo, que se mantiene siempre entre los “Top Ten” de los coches más vendidos en el mercado español.

9.- VW Golf

El Golf es el coche compacto por excelencia, el espejo en el que todos los fabricantes se miraron para tratar de hacer un producto similar. El coche deseado por los jóvenes desde su lanzamiento en 1974. En 2007 se encontraba en su quinta generación, y eran los años del lanzamiento de los motores de gasolina TSI, que daban el pistoletazo de salida a la tendencia bajo consumo. Por encima de todas destacó la versión GTI, que tenía unos rabiosos 200 CV y se podía asociar al cambio automático DSG.

10.- Opel Corsa

Otro de los modelos Opel que mantiene su nombre de origen (1978). Fabricado en Zaragoza ha sido uno de los modelos más vendidos de la marca alemana. A lo largo de su historia ha sufrido multitud de cambios en todos los aspectos. En el año 2007, creció en longitud (4 metros) y con una versión “extremis”: el 1.6 Turbo de casi 200 CV. Versiones de tres y cinco puertas y con un abanico de motores que abarcan desde los 60 CV hasta los 190 con motores diésel y gasolina.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Noticias relacionadas


Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios