Rolls Royce Phantom IV

El Coche de Franco que utiliza el Rey

El Coche de Franco que utiliza el Rey
Ampliar

Se trata de una de las tres unidades Rolls Royce Phantom IV que compró el Estado Español en los años cincuenta, cuyo valor actual se acerca al millón de euros

miércoles 10 de abril de 2019, 08:53h
El Rolls Royce Phantom IV fue el modelo más emblemático de la marca británica. Su estilo es exclusivo en la historia del automóvil. Sólo se fabricaron 18 unidades entre 1959 y 1956 y fueron vendidas únicamente a miembros de la realeza y jefes de Estado. En España, por mandato de Franco, se adquirieron tres unidades, que todavía se utilizan y se conservan en el parque móvil de la Casa Real.
  • Rolls Royce Phantom IV

    Rolls Royce Phantom IV
    Versión del Angel Arrodillado

  • Rolls Royce Phantom IV

    Rolls Royce Phantom IV
    Diferencia entre el ángel clásico

  • Rolls Royce Phantom IV

    Rolls Royce Phantom IV
    Ampliando la imagen podemos ver los kilómetros recorrido, 31.000

  • Rolls Royce Phantom IV

    Rolls Royce Phantom IV
    Vista desde el exterior de interior

  • Rolls Royce Phantom IV

    Rolls Royce Phantom IV
    El Habitáculo trasero es el único que esta blindado

  • Rolls Royce Phantom IV

    Rolls Royce Phantom IV
    Esta versión tiene una capacidad para cinco personas

  • Rolls Royce Phantom IV

    Rolls Royce Phantom IV
    Los tres Rolls propiedad del Patrimonio Nacional

  • Rolls Royce Phantom IV

    Rolls Royce Phantom IV
    El clásico frontal que marca la diferencia

  • Rolls Royce Phantom IV

    Rolls Royce Phantom IV

  • Rolls Royce Phantom IV

    Rolls Royce Phantom IV
    Se utiliza siemopre en acontecimientos importantes del Estado

  • Rolls Royce Phantom IV

    Rolls Royce Phantom IV

  • Rolls Royce Phantom IV

    Rolls Royce Phantom IV
    La versión descapotable del Rolls Royce Phantom IV

Según indica la historia, la idea de adquirir unos coches de Estado apropiados surgió de Fernando Fuertes de Villavicencio, nombrado Segundo Jefe e Intendente General de la Casa Civil de el jefe del Estado en 1948. Este propuso el Rolls-Royce al general Franco, quien al parecer se limitó a decir que los comprara si los consideraba necesarios. De hecho, la casa real británica se quedó con cuatro, y también lo compraron Aga Khan III y el sha de Persia Reza Palevi. El precio de este modelo subía a 8.580 libras".

El pedido, compuesto de dos limusinas y un descapotable blindado, se formalizó el 18 de octubre de 1948 en Carlos de Salamanca S. A., entonces concesionario oficial de Rolls Royce En España. Es evidente que no tuvo problemas para realizar la importación. En el citado pedido no se especificó modelo alguno. Todavía, no había comenzado la fabricación del Phantom IV.

El proyecto de la edición IV

El carrocero recomendado por la marca fue H. J. Mulliner, cuyo blindaje estándar resultó ser del todo inadecuado al ser fácilmente atravesado por balas durante las pruebas llevadas a cabo en España por militares.

Entonces, la English Steel Corporation (Corporación Inglesa del Acero) realizó un blindaje alternativo, al cual Bill Allen, del departamento de diseño de Rolls, procedió a disparar con un rifle, pero el resultado tampoco fue satisfactorio al provocar varios agujeros.

Finalmente, el gobierno español suministró muestras del blindaje deseado, que en este caso si pasaron todas las pruebas a las que fueron sometidas, así que la English Steel Corporation adaptó sus planchas a las especificaciones requeridas por España.

Es decir, sin pretenderlo, el gobierno de España con su pedido, sumada a la del Duque de Edimburgo -también en 1948- contribuyo en el desarrollo del Phantom IV.

La entrega

Los automóviles tardarían en servirse más de tres años. Los chasis 4AF14 y 4AF16 fueron enviados a Mulliner para la construcción de sus respectivas carrocerías el 2 de marzo de 1951 y la del 4AF18, el 3 de abril de 1951.

En España fueron recibidos en distintos meses de 1952 por Carlos de Salamanca S. A. Después, la antigua Dirección General de Transportes del Ministerio del Ejército entregaría cada uno de ellos a la Casa Militar del jefe del Estado, en virtud de lo ordenado por el Ministro del Ejército. Las dos limusinas 4AF14 (matrícula ET-42927-O) y 4AF16 (ET-42926-O) son muy parecidas, aunque la primera es de cinco plazas (una es un asiento plegable) y la segunda es de seis (de las cuales dos son asientos plegables). La unidad 4AF18 (ET-42928-O) de 4 plazas es la descapotable. Las tres matrículas militares fueron asignadas el 22 de marzo de 1963.

La propiedad

Los coches siempre han sido propiedad del Ejército de Tierra de España. Ni de Franco ni de Patrimonio Nacional, y desde sus fechas de entrada en servicio en 1952 han servido como vehículos de alta representación a la jefatura del Estado. La unidad 4AF14 es la empleada con mayor frecuencia en visitas oficiales de Estado, mientras que la 4AF16 suele ser la asignada al monarca; utilizada en actos de importancia institucional, como la apertura de cada legislatura en el Congreso de los Diputados, la constitución del nuevo Gobierno, o en el desfile y los actos del 12 de octubre, Día de la Hispanidad.

Las dos limusinas las custodia y presta servicio con ellas la Compañía de Transportes del Grupo de Logística de la Guardia Real, en tanto que el descapotable se encuentra expuesto en la sala de vehículos históricos y de representación de la Sala Histórica de la Guardia Real, ambas situadas en los acuartelamientos de El Pardo (Madrid).

Caracteristicas

El Phantom IV supuso un cambio de orientación en la política del fabricante, ya que previamente había descartado producir un coche de alta gama y gran lujo después del fin de la Segunda Guerra Mundial

  • Motor; monobloque de hierro fundido de 8 cilindros en línea de 5675 cc (diámetro x carrera: 88,8 mm x 114,3 mm) en las series A y B, con válvulas de admisión verticales y de escape 8 laterales, cilindros en cabeza de aleación de aluminio (RR.50) y alimentación por carburador Stromberg y 4 bombas de gasolina. La serie C —a la que pertenecen solamente los tres últimos Phantom IV— posee una versión potenciada de 6515 cc (diámetro x carrera: 95,25 mm x 114,3 mm). Era política de la empresa no revelar la potencia del motor, pero se le atribuye aproximadamente 165 CV, la serie C 195 CV.
  • Caja de cambios de 4 velocidades, la primera sin sincronizar
  • Depósito de combustible trasero con capacidad para 81,8 litros ó104,5 litros
  • Suspensión delantera independiente con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos, y trasera de amortiguadores hidráulicos y ballestas semielípticas.
  • Frenos de tambor a las 4 ruedas servoasistidos.
  • Dirección de tornillo sinfin.
  • Ruedas de disco de 17 pulgadas en acero con neumáticos Dunlop
  • Velocímetro Smiths disponible en millas por hora (mph), kilómetros por hora (km/h), o con ambas unidades de medida.
  • Amplio y lujoso habitáculo equipado con las últimas comodidades de la época, a discreción del comprador.
  • Carrocerías de líneas clásicas, con una estética de los años 30

Lo que valen

Para conocer su precio, consultamos la lista realizada por Visual Capitalist sobre el valor de mercado de los coches oficiales de distintos líderes del mundo. De esta relación sorprenden algunos datos, como que el Cadillac del presidente de EEUU, Donald Trump, es el más caro de todos, o que el Rolls-Royce de Felipe VI figura también en la parte alta.

El coche oficial es, por un lado, la carta de presentación de un líder frente al mundo y, por el otro, tiene la misión añadida de garantizar la seguridad del pasajero. Es por ello que estos vehículos acostumbran a tener precios fuera de mercado. La marca favorita por la mayoría de ellos es Mercedes-Benz.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista de coches,

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.