www.motorpoint.com

Gran Premio de Australia 2017

Marc Márquez, pole en Phillip Island
Ampliar
(Foto: Motorpoint)

Marc Márquez, pole en Phillip Island

El piloto español ha sido muy superior en las tandas de calificación. Su rival, Dovizioso, saldrá desde la cuarta fila de parrilla

sábado 21 de octubre de 2017, 08:37h

Que Marc Márquez es un ser superior a los demás no puede ponerse en duda. Es uno de esos pilotos que están en otra onda, aunque vaya montado sobre una Honda. Daría lo mismo si lo hiciera sobre otra montura. Supera la norma, como los Valentino Rossi, Ángel Nieto, Rafa Nadal, Cristiano Ronaldo, Messi... Se sale de lo habitual. Estamos a tres carreras del final de temporada, 75 puntos en juego, pero visto lo visto, en circunstancias normales, habrá renovación. De Título Mundial, se entiende.

Decimos esto porque analizando las anteriores carreras, y echando un vistazo a los tiempos realizados, solo una adversidad podría cambiar los pronósticos. Son las carreras. Es la competición y solo se gana cuando se atraviesa en primer lugar la bandera ajedrezada. Los demás son conjeturas más o menos precisas.

Dicen, lo indican los pronósticos, que mañana, día de la carrera, puede llover. En estas condiciones hay que encomendarse a la diosa Fortuna, la de la suerte. Una aceleración antes de tiempo o una frenada inoportuna, a pesar de las nuevas tecnologías informáticas que tanto ayudan en este sentido, pueden producir una caída. Son las consecuencias de estas adversidades. Después está el factor suerte. Que se haga daño el piloto o solo sea un susto. Pero cuando solo quedan tres confrontaciones para la conclusión, la recuperación es mucho más difícil.

Pero hablemos en positivo. Que todo esté dentro de la normalidad. Sin incidentes inesperados. En esta situación todas las cartas que tenemos sobre el asfalto están a favor de Márquez. Centrándonos en los registros cronometrados de esta jornada de calificación, el piloto de Honda ha sido el único que ha bajado en dos ocasiones de 1:29. Es evidente que también lo han hecho sus compañeros de primera fila de salida, Viñales y Zarco. Sin embargo, están a más de 3,6 décimas de segundo (por vuelta). Y con el mismo compuesto de goma en sus ruedas, a excepción de Johann Zarco, que ha preferido endurecer el compuesto de la rueda delantera. Ha quedado de manifiesto, por lo tanto, la ventaja del piloto español.

¿Dónde están los demás? Los Dovizioso, Rossi, Lorenzo..., están perdidos. Ninguno ha bajado del 1:29, que, posiblemente y en condiciones normales, sea el ritmo de la carrera. Altos, desde luego. Pero, insisto, todo depende de la situación climática, variable en esta estación primaveral australiana.

Joan Mir, Campeón del Mundo

Joan Mir podría proclamarse Campeón del Mundo de Moto3. Ya tiene impresas las camisetas desde el Gran Premio de Japón. Allí no pudo ser. Pero el circuito australiano podría ser testigo del acontecimiento. De momento, ha sido el tercer piloto más rápido de la categoría. Estará ahí, vigilante de lo que haga el italiano Romano Fenati. Clasificándose detrás de él, aunque ganase este, ganaría el título. Parece fácil, pero puede suceder de todo. No obstante, hay una diferencia de 55 puntos entre los dos. Mucho se tendrían que torcer las cosas para que el piloto mallorquín no sacara de su maleta las camisetas de " World Champion".

Joan Mir

De momento, mañana, Joan Mir saldrá desde la primera fila, pero detrás, en la segunda línea de la parrilla tiene a su rival, Fenati, que está a tres décimas de segundo. Por lo tanto la carrera debe programarse de estrategia pura y dura. No meterse en la lucha. Con atender a lo que haga Fenati y colocarse detrás es suficiente. No necesita más complicaciones.

Moto2: Morbidelli y Luthi

A esta altura de la película, la clase de "Moto2" es cosa de dos: El italiano Franco Morbidelli y el suizo Thomas Luthi. Hay 19 puntos de diferencia entre los dos con ventaja para el italiano. De momento, los entrenamientos de calificación no han sido propicios para ninguno de los dos. Morbidelli estará en la segunda fila, a dos décimas de segundo de la pole (Mattia Pasini, 1: 33,300),, y a más de medio segundo por delante de su adversario. En teoría no está complicado. El pasado año la carrera la ganó Thomas Luthi en un mano a mano con Morbidelli. El ritmo de carrera fue de 1:34, aunque en las últimas vueltas se rodó en 1:33. Fue una carrera que se decidió al final por una diferencia de ¡diez milésimas de segundo! Es decir, entraron juntos.

¿Veremos algo parecido el domingo? Lo dicho, es echar una moneda al aire. Depende. Pero a tenor de los tiempos de hoy y las circunstancias, el planteamiento será diferente.

En suma, así están las coas y así las contamos y comentamos. Pero, insisto, los resultados los tendremos después de que la bandera ajedrezada esté ondeando en la línea de llegada. Que se diviertan quienes puedan verlo en vivo a través de Movistar. Abajo tienen los horarios. Mañana seguiremos contando.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios