www.motorpoint.com

En fase de desarrollo.

BMW iX, lo último de la marca 100% eléctrico en fase de desarrollo

BMW iX, lo último de la marca 100% eléctrico en fase de desarrollo

Reune las últimas innovaciones

miércoles 11 de noviembre de 2020, 17:56h
El BMW iX es el máximo exponente de la nueva tecnología de la compañía, que reúne las últimas innovaciones en el campo de la movilidad eléctrica, conducción autónoma y conectividad inteligente. Su nuevo diseño de estilo minimalista expresa una forma futurista del placer de conducir.

El BMW Vision iNEXT pasará a convertirse en el BMW iX. A un año de su lanzamiento al mercado, a finales de 2021, BMW Group desvela la primera mirada al próximo BMW iX, que actualmente se encuentra en fase de desarrollo.

El BMW iX es el primer modelo basado en un nuevo futuro concepto modular y escalable desarrollado por BMW Group y centrado en una nueva interpretación del diseño, la sostenibilidad, el placer de conducir, la versatilidad y el lujo.

Concebido desde el principio para una movilidad puramente eléctrica, el iX permitirá a BMW redefinir el exitoso concepto de Sports Activity Vehicle (SAV). Con un diseño completamente nuevo, el BMW iX es el primer representante de una generación pionera de coches preparados para redefinir la experiencia de conducción, la sensación de espacio interior y la relación entre el vehículo y sus pasajeros.

El BMW iX se aprovecha de las últimas innovaciones en electrificación, conducción autónoma y conectividad para ofrecer una nueva experiencia de movilidad. Con este fin, su diseño se ha desarrollado desde dentro hacia afuera. El BMW iX ha sido creado para proporcionar calidad de vida y bienestar al conductor y sus pasajeros.

El diseño claro y minimalista de su exterior muestra una nueva forma de movilidad orientada directamente a las necesidades de los ocupantes del vehículo. Su interior ofrece a los que están a bordo opciones innovadoras para aprovechar el tiempo durante el viaje y disfrutar de la tranquilidad, la seguridad y una nueva forma de lujo en el proceso.

El buque insignia de la nueva tecnología

El diseño y la tecnología del BMW iX forman un paquete global que sienta las bases de lo que es, en muchos aspectos, un nuevo tipo de experiencia de conducción. Al hacerlo, plasma a la perfección el carácter BMW i, cuya misión es transformar la movilidad personal. BMW i juega un papel fundamental en BMW Group como “institución del futuro” e impulsora de la innovación en toda la empresa.

“El Grupo BMW se esfuerza constantemente por reinventarse a sí mismo. Ese es un elemento central de nuestra estrategia corporativa”, asevera Oliver Zipse, Presidente del Consejo de Dirección de BMW AG. “El BMW iX expresa esta visión de una forma extremadamente concentrada”.

Eficiencia y una gran autonomía.

La quinta generación de la tecnología BMW eDrive, que comprende los dos motores eléctricos, la electrónica de potencia, la tecnología de carga y la batería de alta tensión garantiza una eficiencia excepcional.

La unidad de potencia desarrollada por BMW Group ha sido fabricada de forma sostenible y, según los cálculos más recientes, desarrollará una potencia máxima superior a los 370 kW/500 CV; que permitirán impulsar el BMW iX de 0 a 100 km/h en menos de 5,0 segundos.

Al mismo tiempo, el objetivo mayor del vehículo es registrar una cifra de consumo de energía eléctrica combinada baja para su segmento, inferior a 21 kWh cada 100 kilómetros bajo el ciclo de pruebas WLTP.

Una batería de alto voltaje de última generación, con una capacidad de más de 100 kWh, debería permitirle registrar una autonomía de más de 600 kilómetros en ciclo WLTP. (todas las cifras relacionadas con las prestaciones, el consumo de energía y la autonomía son predicciones basadas en la fase actual de desarrollo del coche).

Carga rápida con corriente continua

La nueva tecnología de carga del BMW iX permite una carga rápida de corriente continua de hasta 200 kW. De esta forma, la batería puede ser cargada del 10 al 80 por ciento de su capacidad total en menos de 40 minutos. Además, en sólo diez minutos se puede introducir suficiente energía en la batería para aumentar la autonomía del coche en más de 120 kilómetros. Para cargar la batería de alta tensión de 0 a 100% mediante un Wallbox con 11 kW de energía se precisan menos de once horas.

Las baterías están diseñadas como parte de un ciclo de recursos a largo plazo y permiten un índice de reciclaje alto. La energía utilizada para producir las celdas de la batería y la batería de alta tensión provienen exclusivamente de fuentes renovables.

Nuevo conjunto de tecnologías

El nuevo conjunto de tecnologías que debutan en el BMW iX proporcionan la base para un progreso significativo en las áreas de conducción autónoma y servicios digitales. Por ejemplo, el nivel de computación se ha desarrollado para que pueda procesar un volumen de datos 20 veces mayor que en los modelos anteriores. Como resultado, se puede procesar alrededor del doble de datos recogidos por los sensores del vehículo de lo que era posible hasta ahora.

“Establecemos nuevos patrones industriales con la tecnología del BMW iX. El iX tiene mayor capacidad de procesamiento de datos y una mayor tecnología de sensores que la de los vehículos más nuevos de nuestra gama actual, es compatible con la tecnología 5G, ofrecerá nuevas funciones de conducción y aparcamiento automatizados y emplea la quinta generación de nuestro sistema de propulsión eléctrica de alto rendimiento”, explica Frank Weber, miembro del Consejo de Dirección y de Desarrollo de BMW AG.

Un diseño vanguardista

El BMW iX lidera el camino hacia una futura generación de coches con los que la compañía piensa redefinir la sostenibilidad, el placer de conducir y el significado premium. Este carácter pionero se expresa claramente en el diseño del coche. Proporciona la base para una nueva experiencia de conducción en la que la comodidad y el disfrute constituyen los aspectos dominantes.

El exterior representa una distintiva reinterpretación de las poderosas proporciones de un BMW SAV. El BMW iX es comparable con el BMW X5 en longitud y anchura y tiene casi la misma altura que el BMW X6 debido a su fluida línea de techo. El tamaño de sus ruedas, mientras tanto, recuerdan claramente al BMW X7.

El uso minimalista de las líneas de carácter y las superficies moldeadas evocan máxima seguridad. Las líneas nítidas, la estructura clara y los contornos casi rectangulares alrededor de los pasos de rueda contribuyen al diseño de la carrocería. El lenguaje de diseño dirige la mirada hacia los detalles precisamente construidos para acentuar la sofisticación de su carácter, la identidad de la marca y la aerodinámica optimizada del BMW iX.

La prominente parrilla de doble riñón en disposición vertical preside el centro del frontal. Dado que el sistema de propulsión eléctrico del BMW iX sólo requiere una pequeña cantidad de aire para su refrigeración, la parrilla de doble riñón se encuentra cegada. Su función ahora es digital, convirtiéndose en un panel inteligente. La tecnología de la cámara, las funciones de radar y otros sensores se integran en la parrilla tras una superficie transparente.

Los aspectos más destacados del diseño exterior del BMW iX también incluyen los faros más estrechos jamás vistos en un BMW producido en serie, los tiradores de las puertas enrasados (que se accionan con pulsar un botón), las ventanas laterales sin marco, el portón trasero -que no tiene juntas de separación y se extiende por toda la parte posterior- y los también extremadamente estrechos pilotos traseros.

La parrilla de doble riñón de BMW no es el único ejemplo de cómo el principio de la tecnología discreta se ha integrado en el diseño del BMW iX. Una serie de cámaras y sensores están colocados disimuladamente, los tiradores de las puertas quedan enrasados, la boca de llenado para el líquido del limpiaparabrisas permanece oculta bajo el logotipo de BMW en el capó y la cámara de visión trasera se ha integrado en el logotipo de BMW del portón trasero.

“El BMW iX muestra cómo podemos proporcionar a las nuevas tecnologías un diseño moderno y atractivo. El coche es tecnológicamente muy sofisticado, pero se ve sencillo y sin complejidad”, argumenta Adrian van Hooydonk, Vicepresidente Senior de BMW Group Design. “El BMW iX ofrece un espacio modular en el que los pasajeros se sentirán cómodos, con la inteligencia del coche siempre disponible pero sin resultar intrusiva”.

Diseño interior

Una gran habitabilidad, una combinación de materiales de alta calidad, asientos de nuevo desarrollo con reposacabezas integrados y un techo panorámico de cristal convierten los cinco asientos del habitáculo en un lujoso ambiente.

La arquitectura completamente nueva del habitáculo ofrece una funcionalidad clara y sencilla que gira en torno a las necesidades y preferencias del conductor y sus acompañantes. En el diseño del puesto de conducción sobresale la ausencia de túnel central, lo que permite ofrecer mayor sensación de amplitud, con un espacio superior para las piernas tanto en la parte delantera como en la trasera, suficiente espacio para guardar objetos y una consola central confeccionada a mano que se asemeja a un mueble de alta calidad.

Las pantallas y controles se han reducido a lo esencial, reforzando aún más la impresión de un habitáculo despejado que ofrece un lugar de esparcimiento. La tecnología del BMW iX se utiliza de forma inteligente y sólo se hace visible cuando se necesita. Esto permite que su uso sea intuitivo en lugar de parecer demasiado complejo.

El discreto diseño tecnológico del interior puede apreciarse en una serie de características, incluidos altavoces integrados fuera de la vista, salidas de ventilación integradas, superficies calefactadas y el discreto encastre del BMW Head-Up Display tras la instrumentación, por lo que es casi invisible.

El volante de forma hexagonal, un mando giratorio para para la selección de la marcha y la pantalla curva de BMW -que forma parte de la próxima generación del Sistema Operativo BMW- trasladan a un futurista placer de conducir.

Diseño ligero y aerodinámica

La energía y la autonomía del BMW iX se benefician de soluciones innovadoras en la ligereza de su diseño y la aerodinámica. La estructura de la carrocería, con un marco de aluminio y un innovador habitáculo de carbono, consigue una rigidez torsional muy alta, lo que a su vez mejora la agilidad y maximiza la protección de los ocupantes, al tiempo que minimiza el peso.

La mezcla de componentes, con una variedad de materiales utilizados exactamente donde sus propiedades específicas funcionan de manera óptima, es única en este segmento. Junto con la magnífica aerodinámica, la mezcla inteligente de materiales ayuda a dotar al iX de un gran confort de marcha, combinado con una respuesta instantánea y precisa a cada movimiento del acelerador y a cada giro del volante.

Aprovechando al máximo las ventajas del sistema de propulsión totalmente eléctrico y aplicando innovaciones ya probadas en el pasado en el frontal del coche, los bajos, las ruedas y la parte trasera, el BMW iX presenta una aerodinámica optimizada que tiene un efecto positivo tanto en las prestaciones como en la autonomía del SAV completamente eléctrico, con un coeficiente aerodinámico de sólo 0,25.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios