www.motorpoint.com

Prueba a Fondo

Probamos el Jeep Compass 4xe, el primer híbrido enchufable de la firma 'americana'
Ampliar

Probamos el Jeep Compass 4xe, el primer híbrido enchufable de la firma "americana"

Producido en Melfi (primero solo en Toluca, México), como el Renegade, El Jeep Compass 4xe representa una evolución sustancial hacia la electrificación del exitoso crossover del segmento C lanzado en 2017.

miércoles 11 de noviembre de 2020, 16:09h

Jeep lanza el primer hibrido enchufable de la marca junto al Renegade. Desde un punto de vista estético, el Jeep Compass 4xe solo se diferencia por la presencia de la tapa de carga en el lado izquierdo del automóvil y por las insignias "Jeep", "Compass" y "4xe" con bordes de colores específicos en azul.

Las dimensiones del Jeep Compass 4xe son las siguientes: 4,36 metros de largo, 2,03 metros de ancho, 1,65 metros de alto y 2,57 metros de distancia entre ejes.

Este nuevo modelo tiene numerosas opciones de personalización exterior con 22 combinaciones entre un color o dos tonos con techo negro (disponible según el modelo). La gama de colores incluye los tonos Alpine White, Glacier, Granite Crystal, Jetset Blue, Blue Shade, Sting Grey, Colorado Red, Carbon Black y Solid Black , además de 3 detalles específicos (Ivory Tristrato, Blue Italia y Techno Green ). También hay disponibles cuatro diseños de llantas.

El interior, al igual que el exterior, presenta características exclusivas para esta versión electrificada, incluida la nueva pantalla a color TFT de 7 " que muestra información al conductor relacionada con la conducción eléctrica (nivel de carga de la batería, autonomía en modo eléctrico, combustión interna y combinada, el porcentaje de potencia y los niveles de carga) y la pantalla a color del sistema Uconnect de 8.4 " actualizada con nuevas funciones para visualizar el flujo de potencia y otra información útil como la gestión del modo eSave y las diferentes configuraciones de conducción.

También está equipado con los nuevos servicios Uconnect de la marca, que incluyen cinco paquetes estándar: My Assistant, My Car, My Remote, My Navigation y My eCharge, para una conectividad avanzada a bordo y remota, gracias a una serie de servicios útiles para la seguridad y la comodidad. En particular, el nuevo paquete My eCharge para los modelos 4xe que le permite usar y pagar en estaciones de carga públicas, así como configurar y controlar las privadas.

El Compass 4xe tiene una autonomía en modo eléctrico de 50 kilómetros y puede alcanzar los 130 km. A lo largo de este año, llegará otra versión híbrida enchufable con un motor térmico de 130 CV y una potencia combinada de 190 CV.

El modelo de nuestra prueba monta un motor 1.3 turbo gasolina de cuatro cilindros que entrega 180 CV, a la que se une una unidad eléctrica de 60 CV que, en combinación, desarrolla 240CV y una batería de 11,4 kWh de capacidad. Tiene un par motor eléctrico de 250 Nm y 270 Nm en el conjunto de propulsores.

Solo está disponible con cambio automático de 6 velocidades, y nuestra apreciación es que podría ser un poco más rápida y así tendría un mejor rendimiento. Gracias a la combinación del motor de combustión interna y el motor eléctrico, el Compass 4xe acelera de 0 a 100 km / h en 7,5 segundos y la velocidad máxima es igual a 200 km / h (130 km / h en modo eléctrico).

Además, en los modelos 4xe de la firma "americana" equipa tres modos de conducción generados por la sinergia entre el motor eléctrico y el tradicional: "Eléctrico", "Híbrido" y "E-Save". El modo eléctrico es el ideal para circular por la ciudad, el modo híbrido permite la mejor eficiencia del sistema y el modo E-save conserva y recarga la batería.

A estos modos se añaden una serie de funciones para la conducción electrificada, como el Modo Sport , que actúa en la entrega del motor, la dureza de la dirección y el pedal del acelerador, ajustando la manejabilidad del coche para garantizar el rendimiento dinámico. El ' E-Coaching, que monitorea el estilo de conducción para una gestión de energía más eficiente y Smart Charging para administrar fácilmente los modos de carga, tanto desde la radio Uconnect del vehículo o desde los teléfonos inteligentes.

A nivel de puesta a punto, el Compass está muy bien equilibrado, en términos de suspensión. Absorbe bastante bien todo tipo de irregularidades que se presentan en nuestro camino. Cuando aumentas el ritmo, el balanceo está ahí y puedes sentirlo, pero la suspensión no es demasiado blanda, lo que te permite afrontar un paso por curvas bastante rápido, teniendo en cuenta que es un SUV Phev, también gracias al modo Sport funcional.

La conducción deportiva no es la característica principal de este coche, que, por el contrario, intenta ofrecer un uso verdaderamente de 360 ​​°, desde la ciudad, con el modo eléctrico, a la autopista, sin preocupaciones de autonomía (pero con un mayor consumo comparado con un Diesel), pasando por caminos suburbanos y caminos de tierra

Abandonando temporalmente el asfalto, la versión Trailhawk la de nuestra prueba, hemos podido rodar con él haciendo un poco de off-road con algo de dificultad y el Compass 4xe pudo demostrar que no ha tenido ningún tipo de problema superando los obstáculos sin ningún tipo de problema, gracias a la tracción total " eléctrica ", proporcionada precisamente por el eje trasero que se mueve exclusivamente por el motor eléctrico.

A pesar del mayor peso (unos 200 kg en la báscula), la posibilidad de dosificar mejor el par del motor y la transferencia de tracción de la térmica a la eléctrica, permiten aprovechar al máximo las capacidades off-road de este automóvil, me atrevería a decir que es uno de los puntos fuertes de coche.

Para completar la oferta, siempre existe el igualmente famoso sistema Selec Terrain , que permite elegir las especificaciones del automóvil en función de la superficie de la carretera a la que se enfrenta. Se ha promovido la tracción eAWD.

Volviendo a la carretera, cabe destacar que en el 4xe se han modificado ligeramente los ajustes de suspensión y, sobre todo, la dirección para satisfacer mejor los gustos europeos. Esto se debe al hecho de que el SUV de Jeep ahora también se produce en la planta de Melfi italia.

Aunque la autopista no es su hábitat ideal, el 4xe es capaz de ofrecer un muy buen funcionamiento, silencioso, incluso con el motor térmico en marcha.

Por último, en cuanto a consumos, que es un punto a tener en cuenta es la versión Diesel, los márgenes de mejora siguen siendo amplios, sobre todo fuera de los circuitos urbanos, donde la distancia ronda los 7 l / 100 km.

En general, el Jeep Compass 4xe ofrece espacio, comodidad y versatilidad con pocas comparaciones, estando a gusto en todas las condiciones, desde la ciudad, hasta el puerto de montaña.

Precios y Ficha técnica (Click)

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios