www.motorpoint.com

Probando el Hyundai Kona Eléctrico

La verdad de los coches eléctricos
Ampliar

La verdad de los coches eléctricos

Todavía son muy caros

lunes 09 de marzo de 2020, 14:43h

Hemos probado muchos vehículos eléctricos. Son los años. Esto nos ha dado la facilidad de conducir vehículos de todo tipo. Desde con el que podía recorrerse a duras penas no más de 20 kilómetros, hasta este último, el Hyundai Kona, que nos ha permitido, de verdad, recorrer casi 400 kilómetros con una sola recarga. Un paso de gigante en la autonomía. Eso sí, hay que soltar muchos euros, al menos de momento, para comprarlo.

Que un coche eléctrico de tipo medio, segmento B, cueste más de 30.000 euros es una barbaridad. Una versión sencilla, sin elementos de ayuda a la conducción, confort y seguridad. Porque si nos ponemos con exquisiteces, nos vamos a más de 40.000 pavos. Otra barbaridad.

No sabemos los motivos de pagar estas asombrosas cantidades de dinero por un coche que mide 4,1 metros. Supongo que será el alto coste de la batería y que el llamado valor de producción todavía es alto. Por lo demás, me parece una exageración. Será cuestión de esperar. La evidencia es que, en el futuro, este tipo de vehículos tienen que bajar sus precios.

Un motor eléctrico no tiene nada que ver con un motor de combustión interna. Lo componen tres elementos principales, mientras que un propulsor de combustión interna lleva un motón de piezas.

Recuerdo cuando un motor diésel costaba más que uno de gasolina. Sin embargo, cuando aumentó la producción, se pusieron a la par en el coste de fabricación. Lo que se llama economía de escala. Los fabricantes ya se están poniendo las pilas -nunca mejor dicho- invirtiendo en el desarrollo y coste de las baterías, principal escollo de los coches eléctricos.

Muchos están poniéndose de acuerdo para equipar sus vehículos con la misma fuente energética. Es lo que están haciendo los grandes grupos automovilísticos. Tratan de llegar a acuerdos en el desarrollo del almacenamiento de la energía eléctrica.

Otros fabricantes, están trabajando el tema de las pilas de hidrógeno. Como combustible para conseguir energía eléctrica. Por aquí van los tiros. Lo que esta más que claro es que los propulsores, de baterías o de hidrogeno, serán todos eléctricos.

El Hyundai Kona Eléctrico

Vaya por delante que la versión probada tiene de todo. Cuesta 12.000 euros, comparada con la versión Hyundai híbrido Tecno (29.990€). Es decir, 42.530 euros. Un pastón, aunque te ofrezcan descuentos que puede alcanzar los 5.000 euros en función de pagarlo en renting o no. Si lo pagas con dinero contante y sonante, es lo que hay. En este caso, pateando mucho, pueden conseguirse descuentos entre 1.000 y 2.000 euros. No hay más cera que la que arde.

Ahora bien, en renting, con una entrada de 1.000, pagas 430 euros al mes. Se trata de un alquiler a largo plazo. Como si se alquila un lofts habitable con opción a compra. Eso sí, te olvidas de seguros, cambio de ruedas, etc. en los próximos cinco años. Después tienes la posibilidad de cambiar o comprar, previo pago del residual.

En este tipo de coches, lo mejor es cambiar por otro. En cinco años bajará el precio y tendrán más autonomía y más avances tecnológicos. Si miramos hacía atrás, en tres años, la tecnología ha dado un paso de gigante. Cualquier producto puede quedarse obsoleto. Ejemplos hay para dar y tomar.

Pero volvamos a la toma de contacto del Hyundai Kona, que es el objetivo de este trabajo. Es evidente que hay que vivir el coche. En este caso, sufrirlo o disfrutarlo durante una semana larga. Hemos comprobado que la autonomía es real. Pueden hacerse 400 kilómetros con una sola recarga. El consumo se sitúa entre los 12 y los 15 kWh para recorrer 100 kilómetros. En Madrid tiene el consumo mínimo. Depende de la forma de conducir.

¿La Recarga? Hemos probado hacerlo en dos ocasiones. En la primera, la hicimos en La gasolinera Cepsa, que esta frente al Corte Inglés. Tiene tres columnas con conectores de 45 y 50 kWh. Enchufamos en el poste de 50 kWh, después de pedir ayuda para hacerlo. Era la primera vez. No hacía falta, porque el coche tenía la batería con el 65 por ciento de su capacidad, después de recorrer un poco más de 100 kilómetros por Madrid y carretera. En menos de 20 minutos estaba al 100 por 100 de su capacidad.

La segunda recarga, con la batería al 50 por ciento, la hicimos en el servicio que tiene El Corte Inglés de Sanchinarro en la primera planta del aparcamiento. Tienen una zona especial para vehículos eléctricos, montada por gentileza de BMW.

En una hora, conseguimos recargar hasta el 82 por ciento (32 kWh). Eso sí, sin coste, gratis total (en la gasolinera nos costó 3 euros el pleno de la batería). Había recorrido casi 100 kilómetros: Me cobraron a 0,30 euros el kWh (Iberdrola), cuando en casa cuesta 0.15 euros en hora punta y 0,08 con la tarifa luz nocturna (Endesa).

Este es otro tema, montarse un cargador de pared. Muchas marcas lo incorporan con el precio del coche. No obstante, es necesario tener una plaza de garaje o una vivienda unifamiliar.

La comunidad de vecinos tiene ciertas complicaciones. La mayoría se creen que estas “chupando” de la luz de la comunidad. Hay que dejarlo muy claro.

Contamos todo esto para que sepan los inconvenientes de la recarga. No es solo pagar mas de 30 por ciento de más, sino los inconvenientes, a veces, de recarga. Ya hay empresas que se dedican a estos montajes personales, que, con una noche de recarga, se llena la batería.

Con tarifa mínima nocturna, puede costar 6 euros, más o menos. Es decir, 1,5 euros recorrer 100 kilómetros. En un diesel de similares prestaciones, el mismo recorrido te sale por 7,50 euros.

Esto significa que para amortizar una diferencia de 15.000 euros, necesitas recorrer 200.000 kilómetros o 40.000 kms al año. Sin embargo, el coste de mantenimiento es menor, así como la ventaja de aparcar sin coste y en las zonas restringidas.

Conclusión

Dadas las circunstancias, la mejor opción es el hibrido enchufable. Más barato y tiene la ventaja de la etiqueta azul (cero emisiones). Parece ser que en los próximos años se dará un paso de gigante en el tema de las baterías, que, con una sola recarga, se podrá llegar a la playa desde Madrid. También se esperan las ayudas de la Administración del Estado. Y los precios, que también bajarán por lo anterior y por la economía de escala. Esta es la realidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista de coches,

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.