Nos devuelve a la esencia de la marca

Porsche 911 Carrera 4S más grande y potente
Ampliar

Porsche 911 Carrera 4S más grande y potente

Monta indicadores analógicos, como el cuentavueltas, importantes en un deportivo

miércoles 23 de octubre de 2019, 18:34h
El 991 representó para mí un cambio radical en la historia del legendario deportivo de motor trasero. Ahora la marca nos dice que el 991 era un derivado muy evolucionado de la plataforma de su antecesor, mientras que el 992, denominación de este nuevo Carrera, empezó de cero y que tiene poco que ver con este nuevo modelo.

Ahora todos los Carrera tienen la misma carrocería ensanchada, con la misma medida que los anteriores 991 Carrera 4 y GTS, con un frontal 45 mm más ancho, la mecánica del 991 muy revisada y un interior muy diferente.

Desde algunos ángulos, sobre todo de perfil, su diseño resulta magnífico; pero desde otros puntos de vista me parece algo aparatoso. El 992 es sólo 20 mm más largo que el 991, mide 4,519 m, pero en los últimos tiempos los 911 parecen demasiado grandes sobre el asfalto.

Interior

Es lo que nos llama más la atención. El espacio que ofrece es ideal para dos adultos. La regulación del asiento del conductor en la posición deseada es absoluta y se conjunta con la del volante.

El nuevo panel de instrumentación cuenta con cinco esferas. La central analógica. con el cuentavueltas, y las otras cuatro digitales, dos de ellas, las más distanciadas entre sí que se tornan casi invisibles ya que, la propia circunferencia del volante las tapa, independientemente de la posición del conductor y del propio volante.

Las informaciones referentes a temperatura exterior, fecha, autonomía y volumen de combustible en el depósito y temperatura del agua son sacrificadas. Solo un leve movimiento lateral de la cabeza permite echarlas un vistazo. Por su parte, el cuadro tras el volante muestra diferentes visualizaciones donde la del navegador es excelente y evita recurrir a la pantalla central del salpicadero.

Ya sentado, la sensación es de que el trasero va a rozar con el asfalto. El volante tiene el tamaño y el grosor ideales. Bien sujeto en los nuevos asientos deportivos, uno se siente integrado con el conjunto. Detrás, las plazas traseras de este Porsche 911, son testimoniales.

Motor

El propulsor es lo que menos ha cambiado respecto a la anterior generación; incorpora filtros de partículas, turbos más grandes, inyectores piezoeléctricos, una mayor compresión y unos intercoolers colocados encima de la mecánica en lugar de en las esquinas inferiores traseras.

Esto se traduce en 450 CV en esta variante S, 30 CV más que el anterior modelo, lo cual no suena una locura en los tiempos que corren, parecen más que suficientes teniendo en cuenta que también es 30 CV más potente que el 996 Turbo. Sus cifras son de infarto, de 0 a 100 km/h en tan solo 3,6 segundos y si montamos opcionalmnete el paquete Sport chrono 3,4 segundos. Su velocidad maxima es de 306 km/h.

Esta potencia se reparte directamente a las cuatro ruedas y se gestiona mediante una caja de cambios de doble embrague PDK de 8 velocidades con cambio mediante levas tras el volante. Otra novedad en esta version es el modo de conduccion Wet. El coche detecta que esta lloviendo y te avisa para conectarlo. Todos los controles del vehiculo (suspension, entrega de potencia, cambio, direccíon... se ajustan para darle una mayor seguridad al conductor y no llevarse ningun tipo de susto en esta condición climatica.

Dirección

La dirección transmite un peso adecuado, y resulta muy directa, ya que con pequeños movimientos enseguida el coche se inscribe en los giros. Y a pesar de que lleva unas enormes ruedas, en el eje trasero monta unos neumáticos en medida 305/30 ZR21, además de ser direccional, la nueva generación de la suspensión adaptativa PASM, incluso si elegimos la deportiva que rebaja la altura del coche en 10 mm, permite un rodar cómodo y fluido.

Es capaz de rodar en silencio, con la caja de doble embrague y ocho velocidades funcionando con una gran combinación de suavidad y rapidez y el coche no plantea ningún reto al conductor como otros 911 del pasado, ya que es capaz de hacerlo todo bien y de manera sencilla. Esto es gracias tambien a la gran cantidad de controles electronicos.

El conductor sólo se tiene que preocupar de girar el volante cuando sea necesario, aplicar la cantidad correcta de acelerador y freno.

Suspensión y frenos

El aplomo de este coche es sensacional gracias a una suspensión cuyo tarado se vuelve más enérgico con los modos Sport o Sport Plus o cuando se activa la propia configuración PASM con mayor dureza.

Las cuatro ruedas pueden pasar sobre cualquier superficie que la suspensión responderá de la forma más efectiva y cómoda posible y resulta mucho más cómodo que algunas berlinas generalistas y mucho más eficaz que muchos deportivos.

La sincronización entre motor, frenos, suspensión y dirección ponen de manifiesto que este coche es un deportivo para disfrutar en cualquier situación, es un coche cómodo para el día a día y excepcional para los momentos en los que circule por carreteras donde las curvas sean las que predominen.

Si insiste en mostrarse agresivo el conductor, se conseguirá que la parte trasera derrape un poco, aunque el coche intentará enderezarse sin mucha demora. Es una experiencia que genera confianza, y pronto se da cuenta de que este Porsche no te va a hacer ningún movimiento extraño.

Luego están los frenos cerámicos que lleva esta unidad, que ofrecen un tacto fantástico y, por supuesto, una tolerancia al trabajo duro impresionante.

Conclusión

Con este modelo, podemos decir que Porsche vuelve a sus orígenes y cuando vemos el coche y nos subimos a él somos conscientes de ponernos al volante de un mito.

Esta nueva versión 992 roza la perfección.

Este 911 es una perfecta evolución de los que eran los coches soñados por todos aquellos con un carácter "racing". Para mi gusto, el más bonito de las últimas generaciones de 911.

Como decimos, su aspecto exterior es espectacular y su interior impresiona, además de estar totalmente renovado. La trasera es un detalle increíble que llamará poderosamente la atención de noche cuando se iluminen la línea de luces, todo un espectáculo. Y lleva una tercera luz exlusiva de este modelo.

Me gusta el interior. Cuando me siento en el habitáculo la instrumentación es muy de mi gusto y la postura de conducción es perfecta. Y me gusta que monte un cuentavueltas analógico, algo que considero fundamental en un deportivo. Por poner un pero, el volante impide una buena visión de las pantallas digitales que quedan algo cortadas y el diseño de la palanca del cambio, que nos recuerda a una maquina de afeitar. Pero para gustos los colores.

Si antes conducir un 911 era para personas expertas, este modelo lo puede llevar cualquiera y, sin perder su caracter "racing", es más dócil que sus antecesores.

Eso con los controles electrónicos conectados, una vez quitados... la cosa cambia. Su caracter Superdeportivo sale a relucir.

Su salida es espectacular, su conducción muy fácil y nos sentimos muy seguros en curvas gracias a su tracción total, su eje direccional trasero y su gran aplomo.

Un coche que recomendamos absolutamente si tu cartera te lo permite y, aunque tiene un precio elevado, es uno de esos modelos que no sólo no se deprecian, si no que valdrá más a medida que pase el tiempo.

Precio y Ficha técnica Porsche 911 (992) Carrera 4S (pincha)

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista de coches,

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.