Un coche memorable

60 años del Mercedes 300 SL Roadster
Ampliar

60 años del Mercedes 300 SL Roadster

Uno de los clásicos más buscados

Fue la versión descapotable del "Gullwing" y debutó en 1957 en el Salón de Ginebra, seis décadas antes que el Mercedes AMG GT presentado este año.

Tras el éxito cosechado por el espectacular 300 SL lanzado al mercado en 1954 y conocido popularmente como Alas de gaviota, la dirección de la firma de la estrella pronto vio el filón que podría tener una versión de techo abierto de su nuevo deportivo y sólo un año después dieron luz verde a su creación. Dos años después, en 1957 tendría lugar en la cita suiza más importante relacionada con el mundo del motor el debut oficial de la versión roadster del coche.

Creado sobre la plataforma del coupé, el Mercedes-Benz 300 SL Roadster recibió diversas modificaciones a nivel de chasis y carrocería para tener la misma rigidez y lucir dos puertas de apertura, que dieron como resultado un incremento del peso total del coche de 120 kg. Para garantizar sus prestaciones estuvo dotado, en un primer momento, de un bloque de fundición de tres litros con seis cilindros en línea y 218 CV, que en 1962 fue sustituido por otro de aluminio con la misma potencia, pero con 44 kilogramos menos. El motor del SL Roadster montaba un primitivo sistema de inyección de combustible en lugar de los carburadores tan extendidos en su tiempo.

60 años de diferenci entre estos dos roadster

El Mercedes 300 SL Roadster fue un auténtico éxito prácticamente desde su concepción y desde su nacimiento, hasta que dejó de fabricarse en el año 1963. Salieron de la cadena de montaje un total de 1.858 unidades que, a partir de 1958, ya disponían de un techo duro.

Como no podría ser de otro modo, este modelo tuvo una variante de competición conocida como SLS que, gracias a que le rebajaron 337 kg al peso total del conjunto y a un propulsor potenciado hasta los 238 CV, era una verdadera máquina. En el primer año de su debut (1957) permitió a Paul O´Shea hacerse con la victoria en el North American Sports Car Championship, que ya había ganado en los dos años anteriores a bordo de un SL cerrado.

Muy pocas son las unidades que aparecen en el mercado de clásicos y nunca son baratas. Uno de los últimos SL Roadster que salieron al mercado se subastará el día 1 de abril por un precio estimado de 1,5 millones de euros.

Y una anécdota que ocurrió en nuestro país con el futbolista de Real Madrid, Francisco Gento. Tuvo la desgracia de arrolar a un cabo de la Guardia Civil en 1962.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista de coches,

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.