Propulsión trasera

Audi R8 V10 RWD y Audi R8 LMS GT4: aún más deportivos
Ampliar

Audi R8 V10 RWD y Audi R8 LMS GT4: aún más deportivos

Pasa de ser una edición limitada a convertirse en una versión más

miércoles 06 de noviembre de 2019, 16:17h
Su nuevo diseño exterior es aún más llamativo, al adoptar los rasgos estéticos estrenados recientemente por el R8 V10 quattro tras su actualización. El motor V10 en posición central con 397 kW (540 CV) y la tracción a las ruedas posteriores ofrecen un placer de conducción que apreciarán los más puristas.

Junto al nuevo Audi R8 V10 RWD, la marca de los cuatro aros presenta el Audi R8 LMS GT4, un vehículo de competición con muchas similitudes respecto al modelo de producción del que deriva. Equipado también con propulsión trasera, incluye un nuevo diseño y notables optimizaciones en el apartado dinámico.

El vehículo del departamento de competición para clientes de Audi para la categoría internacional GT4 ofrecerá a los pilotos privados opciones de reglajes aún más precisas en el futuro.

“A principios de 2018, lanzamos al mercado una serie limitada del Audi R8 V10 RWS”, explica Oliver Hoffmann, Director de Audi Sport GmbH. Su sistema de propulsión trasera derivado del Audi R8 LMS de competición, y unas cualidades dinámicas muy especiales, despertaron de inmediato el entusiasmo de nuestros clientes. A partir de ahora, y bajo la nomenclatura de Audi
R8 RWD, este modelo recibe la misma actualización que el nuevo R8, pasando a formar parte de su gama como una versión más. Al mismo tiempo que presentamos el modelo de producción en serie, también ofrecemos el R8 LMS GT4 de competición, con un nuevo diseño”.

El diseño del R8 V10 RWD

Las nuevas características del diseño del Audi R8 V10 RWD, que está disponible en versiones Coupé y Spyder, resaltan a la perfección su carácter dinámico. La parrilla Singleframe es más ancha y plana, y las aberturas bajo el capó recuerdan al icono de la marca, el Audi Sport quattro.

Las entradas de aire, el splitter delantero y, en particular, la rejilla de la salida de aire en la parte posterior, son de mayor tamaño. El difusor, flanqueado por las dos salidas ovaladas de los tubos de escape, se ha desplazado a una posición más elevada.

En el compartimento del motor, el filtrode aire está situado bajo una nueva cubierta, disponible en material plástico o en fibra de carbono. Los sideblades del R8 V10 RWD indican el estatus especial de esta versión dentro de la gama: la parte superior está acabada en un brillante color negro mythos, mientras que la sección inferior está pintada en el color de la carrocería. El blade frontal, los estribos laterales y el difusor están pintados de serie en negro brillante.

El paquete de estilo carbono y, para el Spyder, el paquete de estilo negro, están disponibles como opción. La gama de posibilidades para la carrocería añade un nuevo color gris Kemora. Bajo pedido, se pueden solicitar los aros y el logotipo de Audi acabados en negro brillo.

En el interior, el conductor y el pasajero se acomodan en asientos deportivos tapizados en piel y Alcantara. Delante del pasajero destaca una brillante placa con el logotipo “RWD” en el salpicadero.

Motorización

El corazón del Audi R8 V10 RWD late detrás del habitáculo. El V10 atmosférico irradia pura fascinación, con un sonido incomparable, una rapidísima respuesta al acelerador y un poderoso empuje. El 5.2 FSI entrega 397 kW (540 CV) y, a 6.500 rpm, alcanza un par máximo de 540 Nm, que se transfiere a las ruedas posteriores a través de un cambio S tronic de siete velocidades y un diferencial autoblocante mecánico.

El R8 V10 Coupé llega desde parado hasta los 100 km/h en 3,7 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 320 km/h. Los valores para el Spyder son 3,8 s y 318 km/h, respectivamente.

Para los más puristas

La propulsión trasera del R8 V10 RWD proporciona un placer de conducción muy especial. Con el modo deportivo activado, la configuración de la suspensión y el Control Electrónico de Estabilidad ESC permiten incluso derrapajes controlados. La dirección asistida garantiza un contacto preciso con el asfalto.

El Audi R8 V10 RWD equipa de serie llantas forjadas de 19 pulgadas acabadas en color negro, con neumáticos 245/35 delante y 295/35 en las ruedas traseras. Opcionalmente se pueden montar unas llantas de 20 pulgadas con neumáticos deportivos, que mejoran la dinámica, el agarre y la deceleración bajo altas cargas y en situaciones de máxima exigencia.

El reparto de pesos por eje es de 40:60. El Coupé (en vacío y sin conductor) pesa sólo 1.595 kg. Al no contar con el eje de transmisión, el embrague multidisco y el diferencial delantero, resulta aproximadamente 65 kg más ligero que el R8 V10 quattro.

Por su parte, con un peso de 1.695 kg, el R8 Spyder V10 RWD es 55 kg más ligero que el R8 Spyder V10 quattro. Como todas las versiones del R8, la carrocería Audi Space Frame (ASF) está fabricada en aluminio con partes realizadas en polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP).

La versión de competición: Audi R8 LMS GT4

El R8 LMS GT4, derivado de la versión de producción, con la que comparte alrededor del 60% de las piezas, también se ensambla en la línea de montaje de Böllinger Höfe, en Neckarsulm, y está destinado exclusivamente a pilotos privados.

Desde 2018, el modelo anterior ha sumado 17 títulos en competiciones disputadas por todo el mundo, y ahora llega la versión actualizada. Con rasgos estéticos heredados del modelo de producción, el renovado coche de competición impresiona por una dinámica de conducción mejorada. El motor V10 de 5,2 litros, con una potencia de 364 kW (495 CV), según especifica la normativa, impulsa al R8 LMS GT4 a través de una transmisión de doble embrague con siete velocidades.

Dos innovaciones facilitan a los pilotos la lucha por los puntos y las victorias, incluso en condiciones difíciles. Por primera vez, el sistema antibloqueo de frenos ABS y el control de tracción TC pueden ajustarse con precisión, con ocho programas diferentes que el piloto puede seleccionar individualmente en las carreras, en función de la climatología, las condiciones de la pista, la adherencia de los neumáticos, etc.

Para ello, el Audi R8 LMS GT4 está equipado con el volante de la versión GT2, con los dos mandos giratorios para el ABS y el TC situados en el centro, directamente a la vista del piloto, que puede configurar su ajuste personal para ambos sistemas sin apartar la vista del asfalto. Como la mayoría de las series de carreras en la categoría GT4 prescriben cambios de pilotos, las preferencias individuales pueden seleccionarse de forma sencilla y precisa, tanto antes como después de la parada en boxes.

Con estas opciones de configuración mejoradas, los pilotos del Audi R8 LMS GT4 serán aún más competitivos. Actualmente existen 27 oportunidades para competir en América, Asia, Australia, Europa y Sudáfrica.

La mayoría de los eventos son campeonatos de una temporada completa, pero también existen pruebas independientes, como las carreras de 24 horas que se disputan en Nürburgring y en Dubái.

La Audi Sport Seyffarth R8 LMS Cup en Europa, y la Audi Sport R8 LMS Cup, con rondas en Asia y en Australia, ofrecen a los participantes la oportunidad de competir con coches idénticos. En el resto de las pruebas, el Audi R8 LMS GT4 se enfrenta a una competencia en la que se incluyen hasta once vehículos de otros fabricantes. Parrillas con más de 40 coches son habituales en la carreras de GT4.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista de coches,

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.