Un Gran Turismo futurista

Lexus LC500 H, el primer híbrido deportivo de la marca
Ampliar

Lexus LC500 H, el primer híbrido deportivo de la marca

Un concepto rompedor

miércoles 24 de abril de 2019, 11:00h
Disponible tanto en versión V8 como en versión V6 híbrida, hoy ponemos a prueba el Lexus LC 500h que con sus 359 CV híbridos pretende reinventar no sólo lo que entendemos por GT de lujo, sino también nuestra idea de coche deportivo en el que la calidad prima por encima de todo gracias al trabajo de los maestros artesanos takumi.

El fabricante japonés se ha arriesgado como nunca antes lo había hecho y ha apostado por llevar a las calles el complejo diseño del prototipo LF-LC. Un eleborado estilismo que nos deja con una carrocería repleta de trazos, con infinidad de detalles, pero sobre todo con muchísima personalidad.

Vídeo LEXUS LF-LC Concept

El Lexus LC es un contundente revulsivo que pone a disposición de los clientes la posibilidad de llevarse a casa algo realmente diferente. Posiblemente Lexus haya ido mucho más lejos de lo que entendemos como un “ir paso más allá”, pero el Lexus LC es una declaración de intenciones que pretende ser un punto de inflexión mirando al futuro.

El LC500h conquista tanto por su diseño como por la forma que tiene de cuidar a los pasajeros, con una suspensión que literalmente acuna a cada uno de los ocupantes, un mimo que se asemeja al trato que ofrece, por ejemplo, el lujoso Bentley Continental GT.

En el apartado interior nos encontramos con otra clara apuesta por el diseño, quizá no tan excesivamente rompedora como la vista en el exterior, pero muy al estilo Lexus con superficies divididas en varias dimensiones y un flujo de trazos que culminan en un puesto de conducción donde el piloto se siente absoluto protagonista.

Estamos ante un habitáculo en configuración 2+2 que no sólo brinda un diseño igualmente rompedor y muy logrado, sino que además ofrece un nivel de calidad de materiales y ajustes que lo colocan como uno de los mejores de su categoría, y con ello se que estoy tratando a modelos como Mercedes Clase S Coupé o Bentley Continental GT y el último en llegar el nuevo BMW Serie 8.

Su diseño interior es muy personal y es imposible mostrarse indiferente, teniendo como único punto a mejorar la interfaz multimedia cuyo manejo a través del control háptico resulta excesivamente engorroso.

El Lexus LC 500h emplean un propulsor híbrido de 359 CV de potencia combinada extraídos de la comunión entre un motor 3.5 V6 atmosférico de 299 CV y un propulsor eléctrico de 169 CV. A ellos se añade una batería de iones de lito alojada bajo el maletero y la principal novedad, un cambio automático denominado Multi Stage Hybrid System que presume de 10 relaciones y un funcionamiento superior al clásico e-CVT de Toyota Lexus.

En él encontramos el conocido tren epicicloidal al que ahora se le ha añadido un cambio automático de 4 relaciones para mostrar una mayor sensación de sincronismo entre la aceleración del vehículo y las revoluciones del propulsor.

Esta transmisión combina ambos cambios de tal modo que consigue generar 10 relaciones combinando las 3 relaciones del tren epicicloidal con las 3 primeras relaciones de la transmisión automática, dejando la cuarta relación del nuevo cambio automático como una relación fija de desahogo (9+1 relaciones).

El diseño del nuevo Multi Stage Hybrid System consigue ofrecer una experiencia de conducción satisfactoria en conducción deportiva, incluso a través del control secuencial de las levas de magnesio del volante, pero aún así está lejos de la precisión y sensaciones que puede ofrecer en este sentido un sistema híbrido basado en un cambio por convertidor de par o de doble embrague.

Nuestra unidad de pruebas correspondía al acabado más alto de la gama LC 500h, el nivel de equipamiento Sport+ desde 130.000 euros. A través de este acabado el Lexus LC añade, además de unas vistosas llantas de 21″ o la tapicería en piel y alcántara, un eje trasero direccional, el spoiler trasero retráctil, un diferencial trasero autoblocante y el empleo de fibra de carbono para diferentes piezas del vehículo como el techo.

Con todo ello nos encontramos con un GT de 359 CV que promete una muy buena experiencia de conducción, algo que consigue hasta que el peso hace acto de presencia.

Conclusión

El Lexus LC 500h es una opción muy interesante para disfrutar de la conducción, algo en lo que su eje trasero direccional y su logrado puesto de conducción son muy culpables, encontrando el único hándicap de un peso demasiado alto.

Estamos ante un GT de lujo cuyo potencial está en cierto modo penalizado por el peso, peso que maquilla con buen tino el eje trasero direccional aportando mucha agilidad. Por eso hablamos de un GT y no un deportivo.

Es un coche que pone patas arriba su segmento para demostrar que hay otra forma de fabricar coches, recuperando la importancia del diseño, demostrando que la calidad no es cuestión única de alemanes y mejorando con rotundo éxito la propulsión híbrida.

FICHA TÉCNICA Y PRECIOS LEXUS LC500H (click)

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista de coches,

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.