www.motorpoint.com

Con una autonomía de hasta 660 kilómetros.

Mercedes EQE, electricidad premium
Ampliar

Mercedes EQE, electricidad premium

El Salón Internacional del Automóvil de Múnich, que se celebra este mes de septiembre, ha sido el escenario elegido por la firma de la estrella para presentar en sociedad el EQE, la segunda entrega tras el EQS, de un automóvil basado en la arquitectura para vehículos eléctricos de gama alta EVA2. Un modelo que, cuya producción tiene lugar en Bremen para el mercado mundial y en Pekín para el mercado chino, llegará a las carreteras a nivel global y de una forma escalonada a partir de mediados de 2022.

Por Motorpoint
x
infomotorpointcom/4/4/15
www.motorpoint.com
lunes 06 de septiembre de 2021, 14:08h

El presente año ésta siendo un ejercicio de gran importancia en la ofensiva de vehículos eléctricos para Mercedes-Benz, que ya ha celebrado nada menos que cuatro estrenos mundiales de turismos eléctricos: el EQA, el EQS, el EQB y ahora el EQE, un modelo, este último, que se distingue por una vivencia dinámica de conducción y una extensa oferta de servicios de conectividad, y responde a las expectativas de una generación moderna de clientes. Combina innovación y emociones con sostenibilidad. Con Green Charging contribuye activamente a una reducción de las emisiones de CO2 y a esto se añaden numerosas funciones inteligentes que facilitan la vida diaria de los clientes. Entre estas cabe mencionar Plug & Charge: basta con enchufar el cable para que dé comienzo la carga de la batería del EQE, sin necesidad de una autentificación o un registro adicional.

El EQE es más compacto que el EQS y tiene una batalla de 3.120 milímetros. Es decir, 90 milímetros más corta que la de este último. Sus dimensiones exteriores son de 4.946 milímetros de largo, 1.961 de ancho y 1.512 de alto, equiparables a las del CLS. Y al igual que el coupé, no posee un portón trasero ni una puerta en la pared trasera, sino una luneta trasera fija y una tapa del maletero. Mientras que las dimensiones del interior superan claramente a las de la actual Clase E (serie 213). Por ejemplo, el espacio a la altura de los hombros delante aumenta en 27 mm, y la longitud del habitáculo en 80 mm. También la posición de los asientos es 65 mm más alta, lo que se traduce en una sensación de dominio y el volumen del maletero asciende a 430 litros.

Los voladizos y la estructura delantera son cortos, mientras que la zaga aporta un contraste dinámico con su rotundo perfil aerodinámico. Las ruedas enrasadas con el exterior de la carrocería, en dimensiones de 19 a 21 pulgadas, confieren al EQE un carácter atlético en combinación con los hombros llamativamente musculosos.

Interior poco convencional

El diseño del habitáculo y su equipamiento se orientan claramente por el EQS. Esto incluye, entre otros, equipos opcionales como la MBUX Hyperscreen, las puertas automáticas de confort (delante) y la dirección del eje trasero. El EQE es uno de los mejores vehículos de su categoría en el capítulo del confort acústico y de vibraciones (NVH).

Si se adquiere la pantalla MBUX Hyperscreen opcional, el tablero de instrumentos consta de una única pantalla de diseño futurista. Este elemento determina los rasgos estéticos de la totalidad del puesto de conducción y del habitáculo. Las pantallas de alta definición situadas bajo la cubierta conjunta de cristal aparecen yuxtapuestas sin solución de continuidad. La configuración gráfica de los contenidos de MBUX está armonizada entre las distintas pantallas. La MBUX Hyperscreen está integrada de forma minimalista en el tablero de instrumentos.

El visualizador OLED de 12,3 pulgadas de diagonal frente al asiento del acompañante pone a disposición de su ocupante un área propia de visualizado y de manejo. En Europa, el acompañante puede disfrutar de contenidos dinámicos como vídeos, televisión o Internet también durante la marcha. Para ello, Mercedes recurre a un esquema lógico inteligente de bloqueo, basado en cámaras. Si la cámara percibe que el conductor dirige la vista hacia el visualizador del acompañante, se atenúa automáticamente la representación de determinados contenidos.

La banda de difusores en la parte superior se extiende a todo lo ancho de la pantalla, y es especialmente plana. Estas proporciones extremas conforman, en interacción con la forma ondulada del cristal de la MBUX Hyperscreen, la arquitectura vanguardista del puesto de conducción. Los difusores en los extremos muestran un diseño de turbina. Estos componentes de configuración analógica subrayan el contraste entre la mecánica fina de alta tecnología y el mundo digital y transparente de los visualizadores.

El EQE incorpora la generación más reciente de MBUX, presentada hace poco en el EQS. Y gracias al uso de software con capacidad de aprendizaje, las indicaciones y el concepto de manejo se adaptan a las preferencias de su usuario y presentan propuestas personalizadas para numerosas funciones de infoentretenimiento, de confort y del vehículo. En la sección del visualizador denominada “Zero-Layer”, el usuario no tiene que hojear en submenús ni emitir comandos de voz para encontrar las funciones deseadas.

Propulsión eficiente

Los primeros en salir al mercado serán el EQE 350 (consumo eléctrico según WLTP: 19,3-15,7 kWh/100 km; emisiones de CO2: 0 g/km) con 215 kW de potencia y un segundo modelo que más adelante seguirán otras versiones. Las versiones 4MATIC que también se incorporarán más adelante a la oferta equipan adicionalmente una eATS en el eje delantero. El motor eléctrico del eje trasero desarrolla una potencia especialmente alta gracias a su concepción como motor de seis fases. Es decir, este motor cuenta con dos bobinados, cada uno de ellos con tres fases. Y gracias a este concepto de 6 fases, el motor eléctrico síncrono de excitación permanente (PSM) desarrolla una potencia especialmente elevada.

La batería tiene un contenido energético útil de unos 90 kWh, y su autonomía alcanza más de 660 kilómetros según WLTP, suficiente para emprender viajes largos. Mientras que el software de gestión de la batería, un desarrollo propio de la empresa, permite una actualización inalámbrica utilizando la tecnología “Over-the-Air” (OTA). Así se asegura que la gestión energética del EQE utiliza el software actual durante el ciclo completo de vida del automóvil.

Por otro lado, el equipo de navegación con Electric Intelligence evalúa numerosos factores para planificar la ruta más rápida y confortable al destino, incluyendo las paradas para recargar la batería, y reacciona de forma dinámica a diversos eventos, como una retención, o cambios en el estilo de conducción. Esto incluye una visualización en el sistema de infoentretenimiento MBUX que indica si la capacidad de la batería es suficiente para retornar al punto de partida sin recargar.

El tren de rodaje del nuevo modelo consta de un eje delantero de cuatro brazos y una suspensión multibrazo en el eje trasero, una solución similar a la elegida para la nueva Clase S. El EQE está disponible también como opción con la suspensión neumática Airmatic con amortiguación regulable progresiva ADS+. Si está equipado con la dirección del eje trasero (equipo opcional), el EQE es un vehículo tan manejable en el tráfico urbano como un turismo compacto. El ángulo de orientación de las ruedas del eje trasero es de hasta diez grados. En el vehículo con dirección del eje trasero, el diámetro de giro disminuye de 12,5 a 10,7 metros.

Seguridad pasiva y activa

Los principios de la seguridad integral, en especial la protección en caso de accidente, se aplican con independencia de la plataforma en que se basa el vehículo. Al igual que todos los demás modelos Mercedes-Benz, el EQE cuenta con un compartimento de pasajeros rígido, zonas especiales de deformación controlada y modernos sistemas de retención con Pre-Safe.

El hecho de que el EQE se base en una arquitectura específica para vehículos eléctricos abre nuevas posibilidades de configuración, también en lo referente al concepto de seguridad. Por ejemplo, es posible elegir una zona de los bajos para el alojamiento de la batería, resguardada de posibles impactos. Al no existir un bloque motor rígido de grandes dimensiones, es posible configurar la estructura de modo que soporte mejor los fenómenos dinámicos que tienen lugar durante una colisión frontal. Junto a las pruebas estándar de choque se han realizado otros ensayos en el Centro Tecnológico de Seguridad del Automóvil (TFS) para validar supuestos adicionales, así como amplias pruebas de componentes.

La nueva generación de sistemas de asistencia a la conducción comprende numerosas funciones que alivian la tarea del conductor. Una novedad, por ejemplo, es la advertencia adicional del peligro de microsueños del equipo Attention Assist (en combinación con la MBUX Hyperscreen). Esta función analiza el parpadeo del conductor utilizando una cámara en el visualizador del conductor. Y la nueva pantalla de asistencia en el visualizador del conductor muestra de forma fácilmente comprensible y a pantalla completa el funcionamiento de los sistemas de asistencia a la conducción.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios