Mantienen su esencia

Nuevos Alfa Romeo Giulia y Stelvio
Ampliar

Nuevos Alfa Romeo Giulia y Stelvio

Retoques para mantenerse en primera línea

sábado 30 de noviembre de 2019, 10:48h
En 2016, el Alfa Romeo Giulia llegó a las calles para relanzar la marca italiana a nivel mundial y convertirse en el sucesor del Alfa 159, que desapareció sin relevó en 2011 dejando a la firma sin representación en la categoría. La compañía de Milán decidió utilizar su plataforma –denominada Giorgio– para ampliar horizontes y desarrollar un SUV de corte deportivo y enfoque premium: el Stelvio.

El tiempo pasa para todos y, para seguir por el buen camino, es necesario llevar a cabo algunos cambios que permitan renovar el diseño, la tecnología y otros aspectos, como el comportamiento dinámico y el confort a bordo.

La berlina y el SUV italiano, sin embargo, sólo cambian por dentro. Alfa ha decidido mantener intacto su diseño exterior y el catálogo de accesorios de Mopar, así como la gama de acabados, que ahora es más completa y permite una mayor personalización.

Aprovechando el restyling, también hay mayor unificación entre las terminaciones de ambas modelos, que pasan a estructurarse de la misma manera: con el nivel Super como versión de acceso, el Ti como alternativa mejor equipada y los Sprint y Veloce como opciones más deportivas. A lo largo de 2020, también se renovará la variante deportiva Quadrifoglio.

Por dentro, los Alfa Giulia y Stelvio 2020 mantienen la disposición de los mandos y la característica postura al volante, que permite adoptar una posición más deportiva de lo habitual, con las piernas bastante estiradas y la banqueta situada muy abajo.

A nivel de diseño sí hay cambios, aunque no demasiados. Las modificaciones afectan, sobre todo, a la consola central, que ahora cuenta con más compartimentos portaobjetos y está mejor rematada, pero también hay que hablar de un nuevo mando giratorio que controla el sistema de infoentretenimiento y de una palanca de cambios que estrena revestimiento de piel. Otro de los aspectos que ha mejorado es la insonorización del habitáculo, sobre todo en el Giulia.

En el plano tecnológico, es nuevo el cargador inalámbrico de la consola central, así como la pantalla TFT de 7 pulgadas del panel de instrumentos. Por su parte, el panel central de 8,8” ya es táctil y estrena diseño gráfico para facilitar su manejo y mostrar una interfaz más moderna y atractiva. Este rediseño permite aprovechar mejor algunas funciones, como la navegación o los nuevos servicios en línea Alfa Connected Services.

Más allá de un pequeño reajuste de la dirección, no hay ninguna novedad en la parte técnica, ni a nivel de chasis, ni en lo que respecta a la gama mecánica.

Tampoco hacía falta más rendimiento o una mayor eficiencia en cualquiera de las mecánicas disponibles, por la que la oferta es idéntica a la de los modelos anteriores: dos gasolina de 200 y 280 caballos y, en diésel, opciones de 160, 190 y 210 caballos.

En función del motor, la tracción puede ser trasera –Q2– o total –Q4– y el cambio manual o automático, en este último caso siempre con ocho velocidades y desarrollado por ZF.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Noticias relacionadas


Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista de coches,

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.