Las estaciones de servicio abanderadas con preocupación

Repsol y Cepsa pueden perder el tren del futuro
Ampliar

Repsol y Cepsa pueden perder el tren del futuro

Pequeñas cadenas privadas ofrecen el mismo combustible más barato, mientras se preparan con estaciones de recarga eléctrica

miércoles 03 de julio de 2019, 10:18h

De entrada, la proliferación de estaciones de servicio automatizadas, las que no tienen personal para despachar el combustible, ya son una realidad en nuestro país. Empezaron las grandes superficies de alimentación, como es el caso de Carrefour, y ahora aumentan las de Ballenoil. Esta nueva línea de negocio es la de ofrecer gasolina mas barata Y no es que sea peor, porque reúne las mismas características que las que venden las abanderadas por las compañías petroleras. Las refinerías abastecen los mismos productos con las características exigidas por el Gobierno.

El ascenso de este tipo de estaciones de servicio es imparable. La Asociación de Servicio Automáticas tienen una cuota de mercado del 10 por ciento con mas de 800 puntos de venta. Con la ventaja, además, de adelantarse en el servicio de abastecimiento eléctrico para el automóvil, con punto de recarga rápida.

Es evidente que el parque automovilístico de coches eléctricos es mínimo, pero este año ya se han duplicado las ventas. Y en la próxima década puede llegar a ser el 40 por ciento de las ventas totales de vehículos. Los principales fabricantes de automóviles están trabajando a marcha forzada en la investigación de baterías de mayor capacidad de carga rápida y ofrecer coches con mucha más autonomía. El hidrogeno podría ser el combustible del futuro para crear energía eléctrica en coches que ya están circulando por el mundo.

Las grandes compañías petroleras, como decimos, pueden perder el tren en la adaptación de sus estaciones de servicio abanderadas. Esta sucediendo los mismo que les ocurrió a los grandes editores de periódicos cuando en la década de los noventa comenzó el fenómeno Internet. Ninguno de ellos podía pensar que el papel, como base de la información, tenía los días contados. Y miren donde nos encontramos. Con un teléfono móvil disponemos de una fuente inagotable de información en vivo y en directo.

Por lo tanto, los motores de combustión interna tienen ventajas en el corto-medio plazo. El coste de los coches eléctricos todavía es demasiado caro para que exista una masificación.

La rentabilidad eléctrica


Por lo tanto, ¿puede ser rentable para una estación de servicio automática entrar en el negocio eléctrico? Por ahora, noPrimero por lo anteriormente mencionado: el parque móvil de vehículos eléctricos es pequeño. Y segundo, porque el coste asociado a la instalación de puntos de recarga ahora mismo es elevado con respecto al retorno. ¿Quién quiere invertir para no saber cuándo podrá recuperar potencialmente dicha inversión?

En este aspecto, las dudas son muchas. También se suma que, ahora mismo, incluso tienen que superar trabas para sumarse al negocio tradicional de la gasolina. Esa ha sido una de las dudas que se ha generado entre los asociados de Aesae durante la presentación del estudio.

Si el negocio de la gasolina barata está generando tanta polémica, parece evidente que el suministro eléctrico también lo hará. Además, los intereses en contra se duplican. El problema vendrá cuando en cuatro lustros solo circularan los vehículos con cero emisiones. Los surtidores tradicionales dejaran de existir. Las compañías energéticas están obligadas a cambiar su línea de negocio si pretenden rentabilizar sus instalaciones. La pelea contra estos vientos o tendencias ya esta aquí, y el tiempo de adaptación se acorta.

Sirva cómo prueba de lo que decimos un hecho reciente: el consumo de gasolina con respecto al gasóleo. Este último representaba más del 65 por ciento del combustible utilizado en el automóvil; ahora, se ha quedado en el 36 por ciento, y bajando. Los vehículos de gas representan el 1,22 por ciento y los eléctricos el 0,32%. Siempre hablando del primer trimestre de este año. Sin embargo, el incremento de los eléctricos ha sido del 132 por ciento y los de gas un 53 por ciento. Cifras muy significativas. Una demostración de lo que vaticinamos para un futuro cada vez más próximo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Noticias relacionadas


Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Revista de coches,

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.